Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRAS CINCO AÑOS DE BATALLA

Otra familia de Castellón se libra de pagar 200.000 € de deuda y conserva tres inmuebles

Mantendrán una casa, un garaje y un local comercial

El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Castellón de la Plana ha dictado la resolución.

El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Castellón de la Plana ha dictado la resolución.

El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Castellón de la Plana ha concedido la exoneración de todas las deudas a un matrimonio que, además, mantendrá una vivienda, un garaje y un local en propiedad. Los abogados de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento han conseguido este hito tras cinco años de procedimiento.

Esta es la segunda sentencia de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento obtiene en Castellón en menos dos semanas. Fue el pasado 28 de septiembre cuando se dictó el perdón de casi 180.000 euros de deuda sobre otros vecinos de la ciudad, manteniendo también su vivienda y los dos vehículos. Todas las sentencias de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento son públicas y de acceso gratuito en www.liberatusdeudas.es.

Su historia

Tras la crisis del ladrillo, este matrimonio castellonense recurrió a solicitar créditos y tarjetas para poder salir adelante. Esta solución les sirvió momentáneamente hasta que en 2016 se vieron superados por los altos intereses que estaban engordando las cuotas mensuales a pagar. Llegaron a acumular deudas por un total de 345.501,44 euros, lo que provocó que incurrieran en impagos.

En ese momento comenzaron las amenazas y demandas de cobro por parte de los acreedores. También se hizo notorio el riesgo de embargo sobre alguno de los cuatro inmuebles que tenían en propiedad. Tras esta alerta, decidieron buscar una solución y solicitaron el asesoramiento de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento.

Una vez estudiado el caso concienzudamente, los abogados de la Asociación aconsejaron a los deudores declararse insolventes y acogerse al proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad (recientemente aprobado por entonces).

El inicio del mecanismo proporcionó un beneficio inmediato para los interesados: quedaba suspendido cualquier embargo mientras durase el proceso. Además, se paralizaron todos pagos y el devengo de los intereses. Esto les permitió un enorme respiro, aunque aún quedaba trabajo por hacer.

Posteriormente, intentaron un acuerdo que supusiera la cancelación parcial de sus deudas. Esta no salió aprobada por los acreedores en la reunión realizada con la mediadora concursal.

Concurso de acreedores

Por ello, finalmente, solicitaron su concurso de acreedores para obtener la liberación del 100% de sus créditos a cambio de vender sus bienes para pagar algo. Lo curioso de este caso es que han mantenido tres de sus cuatro inmuebles tras la resolución de perdón de deudas.

La razón ha sido la ausencia de compradores en la subasta convocada durante el concurso de acreedores para los tres bienes. Además, los abogados han logrado un acuerdo con Bankia para refinanciar la hipoteca de la vivienda donde residen.

Requisitos para conseguir la liberación total

El juzgado y el administrador concursal son los encargados de comprobar que se dan todos los requisitos necesarios para condonar los pagos. Estos presupuestos son en resumen: la insolvencia de la solicitante, que la cuantía global de la deuda no supere los cinco millones de euros, el intento de acuerdo de pagos y, por supuesto, que carecía de condenas por delitos económicos, es decir, que se trata de deudores “de buena fe”.

Como en el presente caso se habían dado todos, el juez no tenía otra opción: debía perdonar el pago de todos sus créditos pendientes de forma definitiva. Esta resolución dictada el pasado 15 de octubre de 2021 concediendo el BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho) ha supuesto dejar a estos deudores libres de pagar 198.287,87 euros y permitirle mantener tres inmuebles en propiedad por las razones comentadas.

A partir de ahora, los acreedores -entre ellos Caixabank, Cetelem, o Carrefour- ya no les podrán reclamar ningún pago ni incluirlos en ficheros de morosos.

 

Compartir el artículo

stats