Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

informe del primer semestre

Los castellonenses hacen 1.000 testamentos más en el año del covid

Entre enero y junio de 2021 se redactaron 4.748 frente a los 3.889 del mismo periodo antes de la pandemia

Hacer testamento facilita las cosas a los herederos tras un fallecimiento repentino.

El número de testamentos ante notario en Castellón ha experimentado un repunte en el 2021 si se compara con las cifras anteriores a la pandemia del covid. En el primer semestre del año se registraron 4.748 cuando en el mismo periodo del 2019 fueron 3.889, según los datos facilitados por el colegio notarial.  

El delegado en Castellón del colegio notarial de la Comunitat Valenciana, Jorge Sos, explica que de marzo a mayo del 2020 únicamente se llevaron a cabo los procedimientos que eran absolutamente urgentes e imprescindible. «Tuvimos que abrir durante todos los días de la pandemia para casos absolutamente urgentes e inaplazables», indica. En lo peor del estado de alarma, «sí se hicieron muchos testamentos de personas que estaban muy malitas, incluso algunas con covid, con mascarilla». 

De este modo, en el primer semestre de 2020 solo se registraron 2.902 y este año casi se han duplicado. Mientras en enero de 2020 apenas hubo diferencia entre las cifras de testamentos con los de 2021 (solo hubo uno más), en abril del año pasado se registraron 30 frente a los 810 de abril de este año y en mayo la cifra también fue dispar, 322 frente a 840.

Más conciencia de la ciudadanía

«Quizás ha surgido la conciencia de que somos humanos, que a todos nos puede pasar cualquier desgracia de cualquier tipo en cualquier momento y se ha visto el problema que puede suponer no dejar testamento», señala Sos, quien añade que un testamento vale 40 euros más IVA y destaca su utilidad en relación con el coste, ya que facilita mucho las cosas a los familiares del difunto. 

Balance de las renuncias

Las renuncias a herencias también se han incrementado, aunque quizás pueda deberse a que el año pasado se produjeron más fallecimientos. En concreto, han pasado de registrarse 268 de enero a junio de 2019 a 289 en el mismo periodo de 2021. En 2020 la cifra fue de 178. 

Las renuncias a herencias deben formalizarse una vez fallecido el testador y debe dejarse constancia a través de una escritura pública. De este modo, el heredero renuncia al legado, pero también a las deudas que pueda dejar la persona difunta. 

Más bodas y divorcios ante notario

Los matrimonios y bodas ante notario han aumentado en lo que va de año en Castellón. En el caso de los casamientos, puede deberse a que desde mayo los expedientes matrimoniales ya pueden tramitarse en la notaría, agilizando el procedimiento. 

El delegado del colegio notarial en Castellón, Jorge Sos, recuerda que la ley de jurisdicción voluntaria de 2015 contempla los enlaces y rupturas ante notario, pero hasta ahora el expediente matrimonial --que acredita que los contrayentes tienen capacidad, no hay impedimento y no son de conveniencia-- tenía que gestionarse en el Registro Civil y después se podía elegir casarse en notaría, iglesia, ayuntamiento o en el juzgado. Sin embargo, el 30 de abril de 2021 entró en vigor la posibilidad de que esos expedientes se tramiten ante notario.

En el primer semestre del 2019 se registraron 35 bodas y 40 divorcios, mientras que en las mismas fechas de 2021 han sido 40 matrimonios y 51 rupturas. El año pasado, debido al covid, la cifra cayó --solo se hicieron tres bodas de marzo a mayo--.

En el caso de los divorcios no se requiere expediente previo. Si se es mayor de edad, capaz, casado sin hijos menores o personas a cargo, se puede tramitar ante notario de forma ágil.

Compartir el artículo

stats