Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ANTE LA MANIFESTACIÓN DEL SÁBADO EN CASTELLÓN

Las razones por las que la financiación autonómica debería preocupar en Castellón

El modelo vigente obliga a la Generalitat a endeudarse para ofrecer sus servicios

Castellón es la zona que menos dinero recibe per cápita del Estado.

El actual sistema de financiación autonómica en España perjudica a la Comunitat. Más que a ningún otro sitio. En su día se planteó para que los territorios ricos ayudaran a los necesitados, pero en el caso de los valencianos la renta per cápita ha disminuido en los últimos años. Hasta ser de 12 puntos por debajo de la media nacional. Aún así, sigue siendo de las comunidades que aporta más que recibe. Estas son las consecuencias sobre las finanzas de la Generalitat.

Menos recursos para los ciudadanos

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) hizo un análisis de las diferencias entre autonomías de régimen común (País Vasco y Navarra se rigen por el sistema foral) y reveló que en el año 2019 cada habitante de la Comunitat percibió 2.618 euros del Estado. Son 215 menos respecto a los 2.833 de la media nacional. En comparación al territorio más beneficiado (Cantabria), esta diferencia se eleva hasta los 703 euros.

Deuda para pagar los servicios básicos

La escasez de recursos que llegan a la Comunitat y otras autonomías en una situación similar hace que sea imposible cuadrar los presupuestos de cada año. Pagar los servicios básicos supera a los ingresos reales. Esto supone un incremento del déficit de la Generalitat y un endeudamiento de dimensiones colosales. La última cifra corresponde al primer semestre de este año: 51.747 millones de euros, que corresponden a casi la mitad (el 47,8%) de todo el PIB autonómico.

Datos sobre la deuda autonómica. G. Espinosa

El peor porcentaje de toda España. Le sigue Castilla la Mancha, con el 39,2%. Existe el fondo de liquidez autonómico (FLA), pero ese dinero hay que devolverlo. El 82,3% de la deuda valenciana corresponde a mecanismos de financiación a autonomías. Con otro modelo, el endeudamiento bajaría 17 puntos. Mientras, el pago de intereses de deuda es la segunda partida más elevada de las cuentas del Consell.

Varias propuestas intermedias

Para que los presupuestos de la Comunitat lleguen a cuadrar, desde hace años se incluye una partida que contempla una compensación por la infrafinanciación. Para el 2022 se ha cuantificado en 1.336 millones. Ese dinero, en realidad, nunca llega, y se compensa a base de no ejecutar inversiones previstas, o en aumentar el monstruo del déficit.

Otra visión es la que aporta Fedea. Propone que el Estado cree un fondo complementario de nivelación, que podría aportar a la Comunitat 750 millones más. De esta manera, la inversión por habitante se elevaría en 152 euros. Los valencianos seguirían estando por debajo de la media nacional, aunque pasarían del 93% al 97,8%. La propuesta del profesor Ángel de la Fuente se lanza ante las dudas de que un nuevo sistema pueda entrar en vigor antes del 2023. De esta forma se reduciría la actual asfixia presupuestaria. 

Compartir el artículo

stats