Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NUEVO PASO TRAS LA PUBLICACIÓN DEL ESTUDIO INFORMATIVO

Municipios de Castellón fuerzan al Gobierno a revisar el nuevo trazado para el AVE

Localidades de la provincia impulsan alegaciones para reclamar cambios ante la afección al patrimonio, las empresas o visual

El AVE comparte plataforma actualmente con Cercanías y Mercancías en el trayecto entre València y Castelló.

La publicación del estudio informativo para el desarrollo de la nueva plataforma de AVE entre Castelló y València el pasado 27 de octubre fue solo la activación de un proceso complejo que, tal y como apuntan los expertos, se prevé dilatado en el tiempo. Los municipios y entidades de la provincia serán la primera parte implicada con la presentación de alegaciones al trazado propuesto ante las disconformidades por su afección a patrimonio, suelo empresarial o, en su mayor parte, cultivos de frutales, pero también por cuestiones como su impacto visual.

El plazo de 30 días dispuesto por el Ministerio de Transportes supera ya su ecuador y las localidades de Castellón afectadas perfilan sus exigencias al ejecutivo central para forzar a modificar el recorrido de la futura línea de alta velocidad, tal y como detallan los consistorios a este periódico.

Burriana es una de las poblaciones donde los técnicos municipales ya han emitido el informe correspondiente con las peticiones a realizar a Madrid. La alcaldesa, Maria Josep Safont, explica que desde el consistorio se decantan por la alternativa interior, ya que «no afectaría a ningún bien del municipio». Sin embargo, incide en que «uno de los trayectos afecta de lleno al polígono industrial de Carabona, a la empresa la Joya, el depósito de agua municipal, la carretera de Nules y una relación muy larga de caminos rurales», motivo por el que solicitarán ciertos cambios al proyecto.

Parada propia

La primera edila burrianense avanza que el documento que aportarán desde su consistorio incluye la petición de «crear una parada que aglutine a los municipios de Almassora, Burriana, Castelló y les Alqueríes, ya que la densidad poblacional que reunimos es muy alta».

Más hacia el sur, Moncofa es otra de las poblaciones que ya tiene listas sus diferentes peticiones. Su alcalde, Wenceslao Alós, considera «totalmente inasumible» el planteamiento técnico al creer que «en pleno siglo es increíble la construcción de una muralla de casi 15 metros de altura --12 de talud más 2,5 de pantalla acústica-- a escasos metros de la población». El munícipe advierte que «si no atiende el Gobierno nuestras alegaciones, que son razonables, nos veremos obligados a ir a donde haga falta para defender los derechos de los vecinos».

Mientras, el Ayuntamiento de Xilxes presentará alegaciones al trazado que discurre por la costa, al considerar que constituirá una barrera visual, en términos similares a los planteados por parte de su municipio vecino. No obstante, el ejecutivo municipal aquejará que el AVE discurriría por el yacimiento arqueológico de l’Alter, que data de la época romana y está aún sin excavar. Esta misma cuestión ha generado un notable rechazo entre la ciudadanía.

El Ayuntamiento de Almenara también tiene previsto plantear modificaciones al trazado, que discurre paralelo al actual, «porque dañará el alto valor ecológico de la zona del Alto del Cid, una elevación natural con una cota máxima de unos 110 metros sobre el nivel del mar poblada de numerosas especies vegetales y animales, así como otro importante yacimiento arqueológico. 

Al margen

Castelló, en cambio, será una de las ciudades que abogarán por aceptar el proyecto formulado desde el ministerio y optarán por no presentar ninguna alegación, según indicó el concejal de Urbanismo, José Luis López. En su caso, el trazado discurre paralelo al actual, hasta adentrarse en el túnel que conecta con la estación de la ciudad, por lo que la afección resulta mucho menor.

Otras localidades apuran todavía el plazo para concretar con los técnicos los impedimentos detectados con mayor precisión. Almassora, donde su edila de Territorio, Carmina Martinavarro, precisa que «estudiamos las afecciones y contrastamos con nuestro plan general», en especial para determinar el impacto sobre dominio público, privado o industrial.

La Vilavella y Nules esperan el informe técnico para resolverla, de la misma forma que ocurre en la Vall d’Uixó, donde «se está trabajando en un documento extenso» a partir del estudio informativo.

Por su parte, el edil responsable de Territorio de Vila-real, Emili Obiol, confirma que este Ayuntamiento aún se encuentra estudiando la documentación aportada por el Ministerio de Transportes para tomar una decisión.

Informan Isabel Calpe, Mònica Mira y Miguel Ángel Sánchez. 

Alternativas línea de alta velocidad València-Castelló

Alternativas línea de alta velocidad València-Castelló MEDITERRÁNEO

Compartir el artículo

stats