Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atención a personas en exclusión social grave

Castelló suma esfuerzos para apoyar las labores del albergue municipal

La subvención del Ayuntamiento, unida a la de Diputación, posibilita la labor asistencial del centro

La concejala de Bienestar Social, Dependencia e Infancia, Mary Carmen Ribera, en una visita a las instalaciones. Mediterráneo

El Ayuntamiento de Castelló ha aprobado una subvención de 574.496,44 euros para financiar la labor de Cáritas en el albergue municipal, donde se presta atención y ayuda de diferentes maneras a personas en exclusión social. El importe global del proyecto, cuyo plazo de ejecución abarca un año completo, asciende a 755.916,37 euros, al sumar la ayuda de la Diputación de Castellón.

El objeto del mismo, según el convenio aprobado por junta de gobierno, es «atender y acompañar en los procesos de desarrollo personal a personas transeúntes y personas sin hogar, todas ellas en exclusión social grave, empadronadas o no en el municipio», que acuden «bien a la sede de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón o bien a los diferentes Centros Municipales de Servicios Sociales» del consistorio. La pretensión es «mejorar su calidad de vida y establecer un vínculo que permita una relación de ayuda e intervención social adecuada y permanente en el tiempo». En el centro se prestan servicios de comedor social, acogida temporal, acompañamiento, centro de día, duchas, ropero y servicio nocturno en episodios de bajas temperaturas como las que se producen cada invierno.

Recursos

Al respecto, Mary Carmen Ribera, concejala de Bienestar Social, Dependencia e Infancia, explica que «el albergue es un recurso que ofrece a las personas sin hogar un espacio de estancia que incluye servicios de alimentación, higiene, lavandería y, especialmente, un servicio de acompañamiento que facilite la inclusión social y laboral». Por ello, «desde el Ayuntamiento de Castelló, renovamos nuestro compromiso para la atención de las personas sin hogar a través de este convenio».

Cabe apuntar, como adelantó este rotativo, que el ayuntamiento, a medio plazo, prevé trasladar de lugar el complejo asistencial, del que forma parte el albergue municipal. El interés de una empresa cercana en ampliar sus instalaciones al actual terreno que ocupan estos servicios sociales en la avenida Benicàssim es la razón principal. Las cinco naves del albergue, el comedor, el ropero y la asociación gitana situadas en el emplazamiento ocupan 1.600 metros cuadrados, y están en régimen de alquiler que paga el consistorio de la Plana desde febrero de 1995, a razón de unos 63.000 euros al año. El futuro traslado del recinto social que gestiona Cáritas se aprovecharía por parte del consistorio para incluir, además, un nuevo centro de día, lo que mejoraría en su conjunto este importante servicio asistencial. 

Compartir el artículo

stats