Una DANA invernal que se aproxima a la Península Ibérica desde este fin de semana va a cambiar el tiempo en toda España, trayendo consigo fuertes lluvias, viento, frío e incluso nevadas en algunos puntos.

En Castellón notaremos la llegada de esta DANA a partir del lunes, aunque se prevé que no sea hasta el miércoles 24 de noviembre cuando la sensación de frío alcance sus mayores cotas, una bajada de termómetros que casi con toda seguridad irá acompañada de tormentas y chubascos abundantes, con probabilidades de precipitaciones superiores al 80% de forma generalizada.

Desde la Agencia Estatal de Meteorología señalan que la bajada de temperaturas podría comenzar la tarde del este domingo 21 de noviembre. La DANA podría entrar desde el noroeste peninsular con dos etapas bien diferenciadas. La primera traería las primeras precipitaciones, una bajada de temperaturas y nevadas, que comenzarían en la zona de Galicia y se irían desplazando con el paso de los días hacia la zona del Mediterráneo. El día 24 será cuando Baleares, Cataluña y algunas zonas de la Comunidad Valenciana se vean más afectadas.

Castelló


Peñíscola


Segorbe


Morella

En la provincia de Castellón ya este lunes se notará una bajada de hasta cinco o seis grados en los termómetros, pasando de los 13 grados de mínima que se han registrado este sábado 20 de noviembre a los 8 grados en Castelló. Por supuesto, más notorio será el frío en las comarcas del Alt Maestrat y Els Ports, donde los termómetros se colocarán bajo cero y la cota de nieve bajará a alrededor de los mil metros.

Previsiones para Els Ports

Previsiones para Els Ports Aemet

Margen de error

No obstante, hay que recordar que la meteorología es una ciencia predictiva que no suele equivocarse pero que no es exacta al 100%, y menos en estas fechas, cuando la variabilidad atmosférica es mucho mayor que en invierno.

Así, es posible que caigan chaparrones o tormentas intensas en un punto y que, sin embargo, no llueva a 10 o 20 kilómetros de distancia, lo que exige extremar las precauciones porque la tormenta puede sorprendernos en cualquier momento o lugar y, como advierte la Aemet, dejar lluvias localmente intensas e ir incluso acompañada de granizo.