Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INFRAESTRUCTURAS FERROVIARIAS

El fin de las obras del tercer hilo apenas mejorará los Cercanías en Castellón

La saturación del tráfico no acabará hasta que se haga la plataforma del AVE

Los usuarios de trenes de cercanías entre Castelló y València han sufrido los problemas de las obras del tercer hilo.

Las inversiones relacionadas con el corredor mediterráneo en Castellón son escasas hasta el momento, aunque es precisamente esta provincia uno de los puntos en los que se concentrarán las obras en los próximos años. Así lo señalan desde el Comisionado dedicado a la ejecución de esta infraestructura ferroviaria. Por el momento, una de las actuaciones que se desarrollan en la actualidad es la culminación del tercer hilo en el tramo Castelló-València. En años anteriores se aplicó --no sin dificultad-- en una de las vías, y ahora se completa con la segunda. Pese a ello, el gerente de la Cámara de Contratistas de la Comunitat, Manuel Miñés, cree que esta actuación «apenas mejorará los problemas de saturación del tramo, y que perjudica a los usuarios de los trenes de Cercanías».

El tercer hilo permite que por las vías puedan circular de forma indistinta trenes con ancho internacional (como los AVE) con el resto de servicios. Desde el Comisionado afirman que completar esta actuación en la parte sur de la provincia ayudará a agilizar el paso de los diferentes trenes disponibles. «Al poder pasar por solo una vía, el AVE a Castellón tenía que ir a contracorriente y eso alteraba el paso de los demás trenes», indicaron a Mediterráneo. Algo que en el futuro no ocurrirá, por lo que gestionar el paso de servicios de largo recorrido con los cercanías será menos complejo que ahora.

La finalización de estas obras está prevista para el primer semestre del 2021, y la entrada en servicio dependerá de tener el visto bueno de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

Pendientes en el norte

Por otro lado, se espera que antes del 31 de diciembre estén adjudicadas las obras del tramo Castelló-Vandellòs. A diferencia del tercer hilo, allí se procederá a adecuar las actuales vías al ancho internacional, en un plan que contempla también la modificación de la señalización con el fin de adaptarse a los protocolos de seguridad de la velocidad alta. Los numerosos problemas que supone la colocación del tercer hilo, criticados reiteradamente por el gerente de la Cámara de Contratistas y reconocidos en su día por la anterior presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, motivaron este método para hacer avanzar el Corredor. 

Trenes incompatibles

Tener una extensa red de Cercanías entre Vinaròs y València es una de las principales reivindicaciones de los habitantes del norte de Castellón en materia de infraestructuras. Un sueño que las obras del Corredor podría truncar. La razón se debe a que entre Castelló y València el tercer hilo permite compatibilizar el paso de todo tipo de trenes. Algo que no ocurrirá cuando solo haya ancho internacional entre Castelló y Vinaròs. La maquinaria de Cercanías circula exclusivamente con el ancho español, por lo que no podría continuar su recorrido desde la capital de la Plana hasta el límite norte de la provincia. No consta que a medio plazo se compre nuevo material rodante que funcione con el ancho internacional.

Mientras tanto, los ayuntamientos de Castellón afectados por el proyecto de nueva plataforma del AVE ultiman la presentación de alegaciones por las afecciones que la infraestructura pueda causar en sus localidades. El proyecto debe evitar el riesgo de saturación en las vías, ya que no será fácil que compartan un mismo espacio Cercanías, larga distancia y unos mercancías que se quieren potenciar. Aún así, la nueva plataforma tardará varios años en ser una realidad.

Compartir el artículo

stats