Desplome de las temperaturas mínimas en Castellón. Como ya había previsto la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el frío está golpeando con fuerza la provincia y el termómetro ha llegado a registros por debajo de cero en varios municipios.

El récord lo ha marcado Vistabella, donde la torre de la Associació Valenciana de Meteorologia (Avamet) alcanzó los -3,4 grados. La segunda localidad castellonense con las temperaturas mínimas más bajas en las últimas horas ha sido Xodos, con el mercurio a -2,2 grados. Vilafranca (-0,9) y Coratxà (-0,2) son los otros municipios en los que el termómetro mostraba registros negativos.

Temperaturas mínimas registradas en Castellón en las últimas horas.

Temperaturas mínimas registradas en Castellón en las últimas horas. Avamet

En cuanto a la capital de la Plana, la torre meteorológica de Aemet situada en el camino Serradal marcó 5,4 grados. Llama la atención la diferencia de temperatura entre el distrito marítimo y el centro de la ciudad, ya que por ejemplo la torre ubicada en el IES Vicent Sos Baynat ha registrado una mínima de 10 grados.

Alerta por nieve

Para la jornada del miércoles Aemet ha activado la alerta amarilla por acumulación de nieve en el interior norte de Castellón. La agencia prevé que alcance un grosor de 4 centímetros por encima de los 900 metros de altura. El aviso está activo hasta las 23.59 horas de hoy.

En la mañana de ayer ya nevó, si bien de forma muy débil, en el Penyagolosa, cuyo pico amaneció cubierto de una fina capa que desapareció con el paso de las horas.

Durante las últimas horas las precipitaciones no han sido de importancia en la provincia, después de que ayer cayeran más de 80 litros por metro cuadrado en Rossell. Sin embargo, la previsión de Aemet indica que las lluvias continuarán cayendo en todo el territorio provincial durante el miércoles, pese a que no hay ninguna alerta activada en este sentido.

La inestabilidad continuará el jueves, aunque con el paso de las horas la lluvia remitirá y se espera que cara al fin de semana los cielos estén más despejados.

No obstante, hay que recordar que la meteorología es una ciencia predictiva que no suele equivocarse pero que no es exacta al 100 %, y menos en estas fechas, cuando la variabilidad atmosférica es mucho mayor que en invierno.