Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EFECTOS DE LA ESCALADA ENERGÉTICA

El coste del gas ya se nota en el precio del azulejo

La tendencia irá a más en los próximos meses, indican fuentes del sector

Actividad en una empresa azulejera de Castellón. Gabriel Utiel

Los buenos resultados en producción y exportación fueron la nota dominante en el primer semestre del año para el azulejo de Castellón. Una situación que empezó a torcerse a partir del verano, debido al fuerte incremento de los precios del gas natural y los derechos de emisión de CO2. También crecieron los precios de materias primas y transportes, lo que ha derivado en una considerable disminución de los márgenes de beneficio. Ante este panorama, las empresas del sector ya están aplicando subidas a sus clientes.

El índice de precios industriales correspondiente a octubre ya refleja este hecho, y muestra para los azulejos y baldosas de cerámica un ligero crecimiento del 0,9%, que sigue la tendencia iniciada en septiembre, que fue del 0,3%. Fuentes del sector explican a Mediterráneo que estos indicadores «son solo el principio, y se espera que las subidas vayan a más, ya que la mayoría de compañías no han empezado a comunicar sus variaciones de precios hasta hace unas pocas semanas». Uno de los primeros en tomar esta determinación fue el presidente del grupo Pamesa, Fernando Roig, que en octubre anunció incrementos del 15 al 20%.

Ajustes proporcionales

Las compañías azulejeras han visto cómo en solo unos meses los precios que deben pagar por el gas natural, la principal fuente de energía para hacer funcionar sus hornos, se ha multiplicado por tres, sin que haya expectativas de bajadas significativas en los próximos meses. Empresarios explican que los porcentajes de las subidas «serán directamente proporcionales a los incrementos de costes que vienen sufriendo». Hasta ahora no han podido aplicar nuevos precios, puesto que en muchos casos había acuerdos cerrados con anterioridad con precios determinados, con lo que los fabricantes han asumido el problema en solitario, con el consiguiente impacto en sus cuentas de resultados. Será en la feria Cevisama cuando se detecten los efectos de esta medida entre los clientes de cerámica. 

Las dificultades frustran la previsión de un año 2021 histórico

La segunda mitad del 2020 y los primeros meses del 2021 estuvieron marcados por un gran incremento en la actividad del azulejo, pero la subida de costes ha frustrado las expectativas, especialmente de rentabilidad. Por el momento, estas dificultades no se reflejan en algunos indicadores habituales. Esta semana se han dado a conocer los datos de las exportaciones correspondientes a septiembre, que arrojan para el azulejo una mejora del 26,84% en los tres primeros trimestres de este año respecto al 2020. La producción también mostró un avance del 27%.

Compartir el artículo

stats