Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EFECTOS EN LA ECONOMÍA

La pandemia lleva a los concursos de acreedores a máximos en Castellón

La provincia tramita el doble de asuntos que en 2020 y el 22% más que en 2019

Un momento de trabajo en un juzgado de Castellón, espacios más atareados que nunca durante la pandemia.

Las peticiones de concursos de acreedores baten récords en la provincia de Castellón después del peor año de la pandemia. A pesar de la moratoria que exime a las empresas de la obligación de acogerse a esta figura de presentar el proceso, no ya hasta el 31 de diciembre, sino hasta junio del 2022, tras la ampliación del plazo esta misma semana, muchas empresas y autónomos optan por no demorar más la situación, ante la imposibilidad de afrontar sus deudas. Una novedad importante es que crece de forma inédita el número de particulares que se declaran en lo que antes de conocía como quiebra por la misma razón.

El resultado es que, en los primeros seis meses de este año, se han presentado en los juzgados de lo Mercantil de la provincia 144 peticiones de declaración de concurso, de acuerdo con los datos del Consejo General del Poder Judicial, lo que casi duplica los 77 registrados durante el año pasado. Un periodo que coincidió con el confinamiento y la paralización de toda actividad no esencial, pero también supone el 22% más que en todo el 2019, antes de la entrada en escena del covid-19.

De los 144 casos del primer semestre, la mayoría son, además, de personas sin actividad económica. Un total de 78, frente a las 31 de los doce meses del 2019.

El presidente del Colegio de Economistas de Castellón, Jaime Querol, ratifica desde su experiencia los datos del Poder Judicial, y explica que, en el caso de los particulares, el concurso se presenta cuando la mediación no ha dado resultado y no se llega a un acuerdo para satisfacer las deudas. 

Querol añade que la causa está en los efectos económicos de la pandemia, con una parte importante de procesos que afectan a autónomos y pequeñas empresas, 30 y 36 en el caso de Castellón hasta el mes de julio. 

Autónomos y pymes 

El presidente de los economistas de la provincia, quien augura que «la previsión es que se van a producir muchos más procesos de concursos de acreedores de pequeñas empresas que tienen serios problemas», indica que en este territorio «donde más se están dando los expedientes es en el colectivo de los autónomos y pequeños negocios que no pueden hacer frente a su situación de sobreendeudamiento». 

Además, estima que la prórroga de la obligación para las empresas de presentar concurso de acreedores «solo implica demorar las decisiones». Desde su punto de vista, «no se está solucionando nada con esta medida». Entiende que tampoco ayudan a resolver el problema de fondo medidas como el incremento de los créditos con avales del ICO, sino que «se está aplazando el problema y, probablemente, empeorándolo». «Habrá que ver qué ocurre en los próximos meses», concluye.

Compartir el artículo

stats