Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA INFRAESTRUCTURA FACILITARÁ EL TRANSPORTE CON VALÈNCIA Y EUROPA

Pamesa plantea construir una estación logística intermodal propia en Vila-real

La medida busca abaratar costes del transporte y reducir las emisiones. Roig incide en la amenaza que supone el incremento del gas para el sector cerámico

El presidente del grupo Pamesa, Fernando Roig, durante la última presentación de resultados de la empresa (archivo). GABRIEL UTIEL

Pamesa plantea construir una estación logística intermodal en Vila-real al considerar que «el futuro del transporte de las materias primas está en el ferrocarril».

El presidente del grupo empresarial, Fernando Roig, lo explicó así en una intervención en el programa Herrera en COPE, donde detalló que el principal objetivo de la medida es facilitar el transporte de ida y vuelta tanto desde València como de toda Europa una vez se finalice el corredor mediterráneo. Con ello, la compañía cerámica pretende abaratar los costes del transporte de mercancías, pero al mismo tiempo ganar en eficiencia al recurrir a una logística más ecológica, pues las emisiones de dióxido de carbono se reducirían «considerablemente».

Según ha podido saber Mediterráneo, los terrenos se encuentran en suelo municipal vila-realense, frente a las instalaciones de Porcelanosa. Se trata de unas parcelas ahora inactivas, sobre las que tiempo atrás se propuso el desarrollo de una gran promoción con una conocida firma de muebles, pero que no llegó a materializarse. El espacio pertenece a diferentes propietarios entre particulares y entidades bancarias y con la iniciativa de Pamesa podría retomar su utilización para esta gran iniciativa logística.

Compatibilidad

No obstante, fuentes consultadas por este diario dudan de la compatibilidad de la estación intermodal impulsada por Roig con la prevista para desarrollar en las instalaciones de PortCastelló, a escasos kilómetros. Al mismo tiempo, también queda pendiente el devenir de la nueva plataforma de alta velocidad entre València y Castelló, donde las dos alternativas del tercer tramo y la propuesta única del último discurren por el término municipal de Vila-real.

De cualquier manera, la reducción de costes de la estación supondría una ayuda ante el desafío que afronta ahora el Grupo Pamesa. Su presidente insistió una vez más en la amenaza que supone el fuerte incremento del precio del gas y la electricidad, fuentes principales de energía para el funcionamiento de sus hornos. Y es que, la empresa, que pagaba ocho millones de euros mensuales de gas durante el primer trimestre del año, acabará el 2021 pagando cerca de 30 millones, los cuales se sumarán a las cuentas de resultados de pérdidas, desgranó Roig.

Insostenible

«Es una situación insostenible, con la que perdemos competitividad y, por ende, tenemos que subir los precios a nuestros clientes», concluyó el máximo dirigente del grupo azulejero, a la vez que plasmó esta situación a afrontar con cifras como que el coste de la energía ha pasado de representar un 12% a un 35% en la factura, lo que evidencia la situación que vive el sector. 

Compartir el artículo

stats