Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

la inmunización empezará el 15 de diciembre

Expertos abogan por vacunar a los niños fuera de los centros de salud en Castellón

Apuestan por poner las dosis en los centros educativos o reabrir los ‘vacunódromos’

Imagen de archivo de la puesta de una vacuna a un niño.

Vacunar contra el coronavirus a los niños de 5 a 11 años en los centros de salud, reabrir vacunodrómos o hacerlo en los colegios. Esta es la disyuntiva a la ahora debe dar respuesta la Conselleria de Sanitat, que es la encargada de decidir dónde inmunizar a los cerca de 42.000 menores de Castelló en esta franja de edad, después de que ayer, siguiendo todas las previsiones, la Comisión de Salud Pública acordara la vacunación contra el covid-19 en este grupo etario a partir del próximo día 15 de diciembre

Está previsto que el próximo lunes lleguen más de un millón de vacunas que se repartirán entre las autonomías, las cuales pueden proceder como consideren, según resaltó ayer la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Por tanto, desde Sanitat afirmaron ayer que se está trabajando en «la mejor fórmula» para vacunar a los niños menores de 12 años de forma «rápida, ágil y con la menor molestia para todos», aunque no dieron más detalles al respecto del dispositivo.

Como ya informó Mediterráneo, la Conselleria de Educación ha puesto a disposición los colegios para ello, aunque este ofrecimiento ya lo hizo el pasado verano con la vacunación de los adolescentes y, finalmente, Sanitat optó por los vacunódromos o centros de salud, según poblaciones. Sin duda, el debate está sobre la mesa. 

La Sociedad Valenciana de Pediatría, como recogió este periódico, es partidaria de sacar esta inmunización de los centros de salud debido a la saturación existente y al hecho de que es allí donde se están administrando las dosis adicionales. Una opinión que comparten otros expertos en la materia, como el presidente de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas, el castellonense José Antonio Forcada, quien insiste en que es urgente aprovechar los días previos a Navidad para inmunizar al mayor número posible, para lo cual se requerirá el permiso de sus progenitores. Además, advierte de que el dispositivo implica disponer de suficiente personal.

Por su parte, el portavoz de la Sociedad Valenciana de Medicina de Familia y Comunitaria en materia de vacunación, el doctor Germán Schwarz, explicó que se debería valorar la opción más rápida para «eliminar cualquier tipo de barrera», por ello apuesta por los colegios o por los vacunódromos.

Archivo - Una profesional sanitaria sostiene una jeringuilla con un vial de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca en un dispositivo de vacunación en el pabellón SADUS en Sevilla (Andalucía, España), a 24 de marzo de 2021. María José López - Europa Press - Archivo

Ocho semanas entre dosis

Además del visto bueno de la estrategia como tal, la Comisión de Salud Pública aprobó ayer que el tiempo entre dosis sea de ocho semanas y no de tres, como sucede en los mayores de 12 años, para así disponer de suficientes vacunas para poder administrar un pinchazo a todo este colectivo.

Cada comunidad tiene su propio plan

Cada comunidad autónoma puede decidir dónde vacunar contra el coronavirus a los menores. Por tanto, cada uno está diseñando su propio plan o estrategia. Mientras la Comunitat Valenciana todavía no se ha pronunciado ya hay otras como Galicia o Murcia que han anunciado que inocularán las dosis a los niños en los vacunódromos, mientras que Castilla-La Mancha lo hará en los centros educativos. Madrid ha optado por hacerlo en los hospitales y Asturias en los centros de salud.

Compartir el artículo

stats