Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MERCADO LABORAL

La mejora del empleo no alcanza a 23.361 parados de larga duración en Castellón

La mayoría tiene más de 50 años y se enfrenta a dificultades para reincorporarse al mercado

Imagen de una oficina de empleo en Castelló.

El mes de diciembre ha arrancado con cifras muy positivas en el mercado laboral de Castellón. A pesar de la incertidumbre que causa el incremento de los costes de la energía y las materias primas, el número de desempleados bajó de la barrera psicológica de las 40.000 personas, al situarse en 38.559 demandantes. Fueron 3.302 los parados que bajaron de golpe en solo un mes, y sitúa las listas en números parecidos a los de antes de la crisis del coronavirus. Una buena ola de la que no se pueden aprovechar los que integran el colectivo de parados de larga duración, cuyo crecimiento sigue imparable en la provincia.

La situación reflejada por Labora, el servicio de empleo de la Comunitat Valenciana, muestra que el 60,58% de todos los desempleados de la provincia forma parte del grupo de gente que lleva más de 12 meses inscrito a las listas a la espera de conseguir un empleo, con 23.361 personas. Es un incremento del 16,01% respecto al mes de noviembre del 2020.

Por comarcas

Las estadísticas también reflejan la evolución por comarcas, que muestran que solo hay una comarca de Castellón en la que se da un descenso, l’Alt Maestrat, al pasar de 133 a 109 parados de este grupo. En el resto de zonas de la provincia se aprecia a las claras que la mejora del mercado laboral no es igual para todos. De las comarcas más pobladas, el Baix Maestrat sufre un repunte del 20,14%, mientras que en la Plana Baixa alcanza el 19,85%. En porcentajes, las peores subidas se dan en el Alto Mijares, con el 29,41%, y Els Ports, con un empeoramiento del 27,66%.

Evolución por comarcas. Mediterráneo

El secretario general de UGT en Castellón, Francisco Sacacia, señala que estos números «son preocupantes, ya que tanto los que llevan 12 meses como dos años a la espera de un empleo tienen cada vez más complicado volver al mercado laboral». Una situación que, además «afecta especialmente a la gente que está por encima de los 50 años, no tiene edad para jubilarse o prejubilarse, y tiene pocas oportunidades». Por esta razón, Sacacia considera que las administraciones «deben tomar medidas» para evitar que quienes entran en el grupo de desempleados de larga duración se cronifiquen.

"Los que llevan 12 meses como dos años a la espera de un empleo tienen cada vez más complicado volver al mercado laboral"

Francisco Sacacia - UGT

decoration

Desde CCOO, su responsable en la provincia, Albert Fernández, coincide en que «la mayoría de afectados son gente de 52 a 55 años», y añade que muchos de ellos «cobra subsidios, lo que dificulta hacer compatible estas ayudas con tener contratos que son temporales y muy precarios».

Sectores

Desde la patronal CEV ya señalaron la brecha existente entre los contratos temporales e indefinidos. En cuanto a los sectores con mejor evolución en los últimos meses, desde los sindicatos inciden en que la mejora se ha dado «sobre todo en el comercio y la hostelería», que prefiere contratar a personas de menor edad. 

"La mayoría de afectados son gente de 52 a 55 años"

Albert Fernández - CCOO

decoration

Otra perspectiva al mercado laboral de Castellón corresponde a las prestaciones por desempleo. El último mes con datos disponibles es octubre, que arroja la cantidad de 19.988 beneficiarios. Se trata de la cifra más baja desde noviembre del 2017. Si se compara con el número de parados registrado en Castellón en octubre de este año, que fue de 41.861 personas, se revela que la mitad de inscritos no cuenta con derecho a prestación. Un factor que se puede explicar precisamente por la cantidad de personas que se encuentran en un paro de larga duración, y que por tanto ya han agotado el periodo correspondiente de hasta dos años, así como otra de las lacras que afecta al empleo en nuestro país, y de la que Castellón no es una excepción: el paro juvenil y la dificultad de muchas personas de acceder a un primer empleo para comenzar a cotizar y adquirir experiencia.

Compartir el artículo

stats