Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el miércoles arranca la inmunización de los menores de 11 años

La vacunación en los colegios abre el debate sobre la enfermera escolar

Esta figura sanitaria solo está ahora en centros educativos de Castelló y Segorbe

Una reunión trazará el futuro de las enfermeras escolares

El Colegio de Enfermeros y Enfermeras de Castellón ha destacado la importancia de poder vacunar a los niños cuanto antes, «ya que también son transmisores de la enfermedad». Además, el colectivo sanitario encargado del grueso de la inmunización respalda que la inoculación de las dosis de Pfizer a los más pequeños se haga, a partir de este próximo miércoles, en los centros educativos, pero pone el énfasis en la urgencia de implantar cuanto antes la figura de la enfermera escolar. 

«Esta profesional debe ser la que eduque a los niños para afrontar la pandemia y les ofrezca cuidados ante el covid-19, y también debería ser la encargada de suministrar la vacuna a los menores», explica el presidente de la entidad colegial, Francisco Pareja.

«Aplaudimos la medida, pero como es habitual pedimos desde el colectivo sensatez y determinación a los políticos, porque la implantación de la enfermería escolar es básica para el futuro sanitario del país», remarcó Pareja.

En cuanto a la figura de la enfermera escolar, en estos momentos, solo hay en Segorbe y Castelló. En la capital del Alto Palancia, en los colegios La Milagrosa, Seminario y Pintor Camarón. En la capital de la Plana, en los CAES Guitarrista Tárrega, San Agustín, Carles Selma y Illes Columbretes.

Benicàssim y Onda

También había en Benicàssim y en Onda hasta el año pasado. Pero los problemas surgidos con la Conselleria de Educación llevo a suspender este servicio. También Sant Joan de Moró propuso su implantación, pero por la misma razón no se pudo contratar a nadie.

Y es que algunos sindicatos ya han advertido de la falta de personal para poder diseñar equipos que acudan a vacunar a los niños a los centros educativos, ya que los existentes se están encargando de administrar las terceras dosis en los centros de salud. 

Dispositivo

Ahora los colegios deben preparar un espacio diáfano donde poder inmunizar a los escolares, los cuales tendrán que disponer de la autorización de ambos progenitores para poder recibir el pinchazo. El segundo se administrará dentro de ocho semanas y no de tres como sucede con los mayores de 12 años. Antes de Navidad solo se vacunará a los niños de 11, 10 y 9 años. En estos momentos, es en los menores de 11 años donde se concentra el grueso de contagios al no estar vacunados. De ahí el aumento de confinamientos en las aulas.

Malestar entre padres y pediatras por la falta de información

Tanto los padres de alumnos como los pediatras han mostrado su disconformidad con el diseño del dispositivo para vacunar a los menores en los colegios, ya que se han enterado del mismo por los medios de comunicación, a pesar de ser partes implicadas en la estrategia. El presidente de la FAPA Castelló Penyagolosa, Pep Albiol, ha mostrado «la sorpresa y disgusto» de los padres porque Sanitat no les comunicó antes de hacerlo público el dispositivo. 

Por su parte, desde la Sociedad Valenciana de Pediatría lamentaron que la estrategia se haya acordado antes de la reunión que el próximo lunes tendrán con Sanitat para abordar esta cuestión.

Compartir el artículo

stats