Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONSULTA EL RÁNKING POR MUNICIPIOS

La energía solar en pymes acelera y se multiplica por 6 en Castellón

El distrito cerámico concentra la producción solar pero va a más en cooperativas, transporte o servicios. Siete de cada diez nuevas instalaciones generan luz de más y logran por ello rebajas en la factura

Instalación de placas fotovoltaicas de autoconsumo.

Cada vez más pymes de Castellón apuestan por la energía solar. No solo son las grandes empresas, como las del azulejo o el transporte, las que se suben al carro de las renovables e instalan placas fotovoltaicas para autoconsumo. La apuesta es cada vez más habitual para reducir costes ante la escalada de precios de la energía, que afecta a todos los sectores económicos. Las cifras de la iniciativa empresarial, asociativa y pública se ha disparado en este 2021, multiplicando por seis los proyectos en solo dos años y superando ya en este los números del pasado 2020, cuando ya despegó esta tendencia. En esta estadística, facilitada por la Conselleria de Economía Sostenible, no se incluirían los proyectos de particulares para hogares ni los huertos solares, grandes parques de venta masiva.

Una evolución positiva, en cifras

Las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo en Castellón tramitadas por personas jurídicas (empresas, entidades como ayuntamientos, asociaciones, etc.) en este 2021, de enero hasta el 23 de noviembre, son 103, y ya superan las de todo el pasado 2020, cuando se instalaron 85. La escalada de precios de la energía (luz y gas) ha desequilibrado los balances y más empresarios y autónomos han optado por colocar placas en sus tejados para abaratar su consumo. Las subvenciones y nueva legislación han constituido otros puntos a favor del auge de estas renovables.

Si en el 2019 --cuando se inició el Registro por parte de la Conselleria de Economía Sostenible-- todavía se consideraba una minoría aquellos emprendedores que apostaban por la energía fotovoltaica, ahora son seis veces más. En solo dos años se ha pasado de 17 instalaciones ‘empresariales’ a 85 en el 2020 (quintuplicando la cifra) y a 103 en este 2021 a falta de un mes por contabilizar (sextuplicando los expedientes). Si se tiene en cuenta el último ejercicio, el incremento sería del 21% interanual en la provincia. En conjunto, en el periodo 2019-2021 en Castellón se han hecho realidad 205 proyectos para consumo propio.

Radiografía de la fotovoltaica de autoconsumo por empresas y entidades en Castellón. No están incluidos los hogares. *Torre d'en Bessora. La Pobla Tornesa Mediterráneo / Juan Carlos Gozalbo

El conjunto empresarial y asociativo de Castellón ya produce en este 2021 con una potencia de 13.710 kw a través de energías alternativas a la luz, como la fotovoltaica (5.904 kW) y la cogeneración a partir de la combustión de gas (7.806 kw) --esta última se concentra en la Plana Baixa, en una parte del triángulo del azulejo que abarca localidades de esa demarcación como Onda, Vila-real o Almassora--. Así lo recoge el informe de la Administración autonómica, según el cual la cifra de potencia fotovoltaica instalada se acerca cada vez más a la de la cogeneración y supone un 43%, casi la mitad, en el presente ejercicio, en el acumulado de proyectos. 

Plana Baixa, líder indiscutible

En el análisis por comarcas, las empresas de la Plana Baixa (2.647 kw) lidera las nuevas iniciativas solares y le siguen la Plana Alta (1.472) y l’Alcalatén (1.073) de cerca, y más lejos, el Baix Maestrat (352), Alt Maestrat (247), Alto Palancia (68) y Els Ports (43). Por municipios, Castelló, Vila-real, l’Alcora y Betxí lideran la cifra acumulada de emprendedores del sol; y si se mira solo 2021, la lista la encabeza también Castelló, seguida de Vila-real, Alcora, Todolella y Torre d’en Bessora. La potencia que prima es la franja de 10 a 50 kw. 

La opinión del experto: «La demanda irá a más en empresas que solo trabajan durante el día»

El responsable comercial de la empresa especializada en instalaciones fotovoltaicas Elektrosol, David Braina, explicó el auge experimentado en este 2021 por la colocación de equipos de autoconsumo. «Estamos desbordados. En Castellón nos piden de todo tipo de perfiles empresariales, desde pymes a grandes empresas, pero sobre todo a partir de 20 kW y hasta 3,5 Mw», indicó. Con todo, en el caso de esta compañía, lo más habitual son los montajes «en la franja de entre 100 y 300 kW Y de cara al 2022 el objetivo es colocar muchos más proyectos de entre 500 kW y 1 Mw». Grandes empresas como Pamesa en su momento instalaron cubiertas fotovoltaicas de envergadura, de 17 Mw.

Instalación de energía solar en la provincia. MARTINEZ, NOELIA

La demanda que se ha generado abarca desde el sector cerámico al de alimentación, desde el agrícola al industrial o de servicios. «Cualquier cliente/empresa que tenga consumo elécrico, que son todas, es un target. La energía está tan cara que con una fotovoltaica se consigue reducir mucho el gasto. Y sobre todo cuando se trata de empresas que solo trabajan durante el día, por ejemplo, de 8.00 a 20.00 horas, que son a las que más les ha afectado la subida de la tarifa eléctrica», citó. Desde cartonajes a reciclados, transformados, etc. Para Braina, el impacto es mayor «si se trata de actividades que requieren tener máquinas para desarrollar procesos, con picos de carga potente. Esas facturas de electricidad son bestiales».

Así, el experto relató que «el cambio de tarifa de este año penaliza mucho el consumo diurno de electricidad». Por ahora, este ejercicio «hemos firmado contratos y montad instalaciones de autoconsumo de empresas por unos 20 Mw y en todo el año no llegamos ni a seis. Las expectativas para el 2022 son de subir a 30 Mw».

La segunda ronda de subvenciones para empresas y entes está abierta

El programa de ayudas económicas al autoconsumo (para generar electricidad a partir de renovables, como la energía fotovoltaica) está vigente y se amplió el presupuesto a dispararse la demanda por parte de empresas y entidades de Castellón, Valencia y Alicante. La partida, que gestiona la Generalitat a través del Ivace, a la línea inicial de tres millones de euros suma otra más de 1,6 millones de euros --que se añade a la que ya se amplió en 4,5 millones--. En total, la bolsa es de 9,1 millones.

El Ivace ha recibido este año más de 1.200 solicitudes de toda la Comunitat, de las tres provincias, tras haber modificado la fórmula de ayuda reembolsable de años anteriores por ayudas a fondo perdido. El conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, destacó «el aumento muy significativo de las solicitudes recibidas». 

El Ivace potencia la transición energética con estas subvenciones, que buscan respaldar las instalaciones de autoconsumo basadas en cualquier fuente energética considerada renovable, como la fotovoltaica, eólica o biomasa/biogás y que, asimismo, tienen cabida tanto las instalaciones sin almacenamiento como las que cuenten con sistemas de almacenamiento energético (baterías). 


Compartir el artículo

stats