Al 100%. Castelló luce ya nuevo alumbrado en sus plazas y calles tras completar la sustitución por tecnología LED de 24.000 luminarias en sus seis distritos, lo que equivale al 90% del espacio urbano. Impulsado por el Ayuntamiento y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), este proyecto de eficiencia energética convierte a Castelló en una de las capitales de provincia pioneras en España, y en la quinta ciudad de más de 50.000 habitantes de la Comunitat Valenciana en acometer prácticamente en una única operación la transformación casi integral y sostenible de su red lumínica municipal.

Inversión

El cambio ha sido posible gracias a una inversión de 10,5 millones de euros, a la que se han unido a través de otra operación, también con cofinanciación del Feder, los 1.076.000 euros para renovar por LED los 1.400 puntos de luz restantes, concentrados sobre todo en las rondas de circunvalación.

La envergadura del proyecto no sólo la plasma su presupuesto, "también su impacto en la salud, el planeta y el consumo”, señala la alcaldesa, Amparo Marco, que defiende los beneficios que en el día a día de vecinos y vecinas está reportando la alianza de la capital de la Plana con Europa.

Porque el nuevo alumbrado LED de Castelló es un aliado planetario y contribuye a minimizar el cambio climático, entre otras cuestiones al "evitar la emisión a la atmósfera de 7.373 toneladas de CO2 cada año", afirma Marco. El cambio es además inteligente, eficiente y económico: las nuevas luces duran más del doble que sus predecesoras de vapor de sodio, reducen el consumo energético en 14,3 Gwh y ahorrarán 1,9 millones de euros en la factura anual de la luz. También es saludable: emite menos contaminación lumínica y de gases de efecto invernadero. Y seguro: las luminarias LED mejoran el reconocimiento facial y la seguridad en las calles, son más uniformes -no generan zonas de sombra- y se ajustan a la superficie que se quiere iluminar.

Nueve meses después del arranque de las obras, todos los distritos de Castelló están de estreno lumínico. Juntos suman ya 24.000 razones para ver la ciudad de otra manera.

 

Renovación eficiente del alumbrado llevada a cabo en el Grau de Castelló.

Ferrovial: 6.660 luminarias para Norte y Grau

La renovación del alumbrado del distrito marítimo concluyó el pasado agosto. El paseo marítimo y el entorno del Pinar reflejan de una manera más férrea el cambio de las más de 2.500 luces LED instaladas. "Dos de las zonas más icónicas y frecuentadas de la ciudad en verano han ganado en seguridad; se ha mejorado la seguridad del tráfico rodado en los alrededores del Pinar, aportando más visibilidad a un espacio que por la noche no la tenía". Igual impacto, inciden desde Ferrovial, se da en la zona Norte, gracias a la mejora de la uniformidad de la iluminación y especialmente en áreas como la avenida Capuchinos, con elevada concentración de comercios y terrazas, “que ganan visibilidad”.

 

Imagen de la renovación de la iluminación en el paseo central del parque Ribalta de Castelló.

Telecso: 2.500 LED para el Centro

"El cambio a LED está acercando a Castelló a un funcionamiento más eficiente y ecológico, convirtiéndola en una ciudad más actualizada y propiciando una importante mejora en la detección de incidencias y la posterior reparación en su sistema de alumbrado", destacan desde la UTE Telecso-Aceínsa Movilidad, responsable de la actuación en el distrito Centro. A efectos de consumo, el parque Ribalta es la zona más notable, ya que cuenta con una gran reducción energética y además las luminarias conservan el diseño de las originales, para que la transformación no sea estéticamente invasiva.

Los proyectores de la línea del TRAM de Castelló al Grau también han sido objeto de renovación por tecnología LED.

Imesapi asume el cambio en la zona Este

4.300 puntos de luz ha renovado Imesapi en el sector Este. La firma destaca, junto al cambio a LED, la mejora realizada en los centros de mando de telegestión del alumbrado: un total de 66 que incorporan un novedoso sistema para regular desde una app los encendidos y apagados, el control de los consumos o el cambio de potencia. Se producirá un ahorro energético “muy considerable del 60-80%” que supondrá una reducción energética con menor emisión de CO2, con la consecuente mejora para el medio ambiente. Las han sido, dicen desde Imesapi, el reto para el equipo técnico.

El puente del Siglo XXI, en el Raval Universitari de Castelló, es una de las zonas donde se aprecia mejor el cambio de iluminación.

Oeste y Sur: 10.535 luces a cargo de Elecnor

Según Elecnor, los puntos cambiados más delicados se concentran en los proyectores de las rotondas de la Ciudad del Transporte y los de la carretera de Almassora, al ubicarse en apoyos tubulares a 20 metros de altura, lo que ha requerido del uso de equipos especiales. El puente del Siglo XXI, en el Raval Universitari, es una de las zonas donde se aprecia mejor el cambio de iluminación.  

Con certificado energético

Con su alumbrado renovado al completo, Castelló ajusta el nivel de iluminación a la reglamentación europea (RD 1890/2008, de 14 de noviembre). El Ayuntamiento, para dar cumplimiento a esta legislación, y en consonancia con el marco normativo sobre clima y energía de la UE, ha implementado esta medida de eficiencia energética sobre las instalaciones de alumbrado exterior obteniendo importantes ahorros económicos y energéticos, y beneficios medioambientales.

En el citado reglamento se establecen unos niveles máximos de iluminación que no podrán ser superados en más de un 20%, estando sujeto su incumplimiento a sanciones de carácter económico. Los niveles existentes antes del cambio a LED superaban en muchos casos el 100% de los niveles medios exigidos. Un ejemplo: si el reglamento ahora exige un nivel medio aproximado de 20 lux, en la normativa anterior se establecía como mínimo la existencia de 50 lux como punto de partida, un 60% más. Este desnivel ya se ha subsanado.