Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el alza de las MATERIAS PRIMAS hace REPUNTAR EL PRECIO DE LAS PROMOCIONES

Los nuevos apartamentos de playa en Castellón llegan hasta los 4.000 euros el m2

Benicàssim, Alcossebre y Peñíscola lideran el ‘top’ de las segundas residencias en bloque más caras. La cercanía al mar y el tramo de la Almadraba al Voramar del litoral benicense es el más cotizado

Los apartamentos (Benicàssim) se mantienen como una opción para los turistas o segunda residencia de los castellonenses cuando llega la época estival.

Si buscas un apartamento nuevo en la costa de Castellón y cerca del mar, los precios han repuntado en este 2021 y alcanzan máximos de 4.000 euros el m2 en Benicàssim; los 3.000 en Alcossebre y los 2.200 en Peñíscola. Son los top del ránking que la compañía de tasación Tecnitasa ha elaborado para Mediterráneo, en base a las promociones «recién construidas, en ejecución o por edificar», a fecha de diciembre. La delegada provincial de Tecnitasa, Mercedes García, explica algunos de los motivos: el sobrecoste de las materias primas en la construcción por la crisis logística, las altas calidades empleadas y el valor ya de por sí alto, de manera habitual, de la segunda residencia, radican tras estas elevadas cotizaciones. 

Escalada del 5% de media

Y es que, si la nueva vivienda habitual se ha encarecido por los gastos al alza para las constructoras, en el caso de la turística en bloque --apartamentos, no unifamiliares-- ha subido a lo largo de este ejercicio «entre un 3 y un 5%». Benicàssim, con pocos solares disponibles, figura entre las más caras, pues «tiene mucha promoción nueva en marcha y, en algunas, los precios unitarios de vivienda son bastante altos. Hacía tiempo que no se construía en la zona y hay más en vistas. Ahora las terrazas son más amplias y las calidades de los materiales superiores. Vemos apartamentos entre 2.000 y 3.000 euros el m2 (con el máximo de 4.000), según la ubicación. Es más caro el tramo próximo a la playa y a la zona entre la Almadraba y el Voramar», explicó.

Zonas de segunda residencia

Otra zona del litoral en boga es Alcossebre. «Vemos promociones nuevas de segunda residencia con precios más elevados de lo habitual. Si antes el importe rondaba los 1.800 o 2.000 euros el m2; ahora se elevan a 2.500 e incluso 3.000, según si se ubican en primera línea y tienen zonas comunes. Eso marca la diferencia», indicó. Por lo general, todas son viviendas en altura que llevan aparejados garajes y trasteros --aunque para el informe solo se ha tenido en cuenta el precio del apartamento unitario--. «En este caso, los garajes en costa --unos 6.000 ó 7.000 euros (si son en superficie, o en sótano, con un poco más de valor)-- son más económicos que en la ciudad, donde hay menos espacio disponible --en Castelló, entre 10.000 y 12.000 euros--. Siempre hablando de obra nueva», especificó la especialista.

Nueva promoción de apartamentos a construir en Peñíscola. Alba Boix

Cuatro veces menos

Frente a la playa, una propiedad recién edificada de entre 90 y 110 m2, en Orpesa y Cabanes ronda los 2.000 euros el m2; mientras que en Moncofa es menor, entre 800 y 900, cuatro veces menos que el máximo de 4.000 de Benicàssim. 

Desde Tecnitasa, García apuntó que el valor de la primera residencia en la provincia, tomando como base un piso de tres habitaciones de 90 a 120 m2 de superficie construida, ha ido a más pero varía según ubicación. En Castelló: de 1.600 a 1.800 euros el m2 en zonas periféricas y con zonas deportivas y de ocio, que podía llegar a 2.000 con calidades altas, y más si son unifamiliares. «En Vinaròs, varía entre el pueblo (1.000 euros el m2), y la playa (1.500); igual que en Peñíscola, de 1.000 en el casco urbano a los 2.200 de la playa; y en Vila-real (1.150) o Burriana (1.100), los precios son similares», concluye la experta. 

Compartir el artículo

stats