¿Compramos lo que realmente necesitamos? ¿Compiten en igualdad de condiciones nuestros productores con los de otras zonas del mundo? ¿Qué beneficios conlleva para una ciudad el comercio local? ¿Es real la transición hacia una economía circular? Estas y otras cuestiones han sido abordadas este lunes en la mesa de debate Producción y consumo responsables en Castellón, organizada por el periódico Mediterráneo con el patrocinio de BP y Facsa. El acto, celebrado en el hotel Intur de la capital de la Plana, ha sido conducido por el director del rotativo, José Luis Valencia, y ha contado con la participación de seis expertos que han analizado la problemática, relativa al Objetivo de Desarrollo Sostenible número 12, desde diferentes prismas.

Los expertos

Joan Piquer – Director General de Calidad Ambiental de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica

"Estamos en el principio de una etapa de cambio de una economía lineal a una circular. La economía voraz era insostenible y los modelos que no se adapten al cambio tenderán a desaparecer. La circularidad se está implantando y terminará implantándose en toda la Comunitat Valenciana".

"Hay sectores que están yendo más rápidos que otros. Por ejemplo, la agricultura ecológica de Castellón en 2015 sumaba 9.021 hectáreas y en 2020 ha crecido hasta las 34.985. Es un esfuerzo que quiero agradecer".

"La circularidad valenciana está por encima de la española. Ahora el 2022-25 va a ser un periodo de inversiones europeas y todos los sectores predominantes en Castellón están avanzando en ese sentido".

"En la provincia hemos abierto nuevas líneas de trabajo. Estamos siendo pioneros en el tema de la educación ambiental a nivel local. La Diputación, ayuntamientos como Castelló o Almassora... ya hay un staff que está explicando en los municipios la economía circular, las consecuencias de un consumo u otro... Esa mayor concienciación ya se está manifestando en los datos, en principio en los de gestión de residuos".

"Abogamos por una transparencia absoluta en lo que consumimos: que el producto tenga un etiquetado claro y transparente. Estamos trabajando para mejorarlo y aparecerán nuevos tipos de etiquetado sobre impacto y huella ambiental, para que los consumidores podamos elegir lo mejor para nuestros pueblos y ciudades".

"La Navidad es una época de consumo y lo que queremos es que sea un consumo más responsable, más informado. No hay que trasladar la noción de que los ODS sean una etapa de decrecimiento económico. Hay sectores que van a crecer, por ejemplo todo lo relativo a los vehículos eléctricos. Dentro de esta estrategia global deben decrecer algunos subsectores, pero otros no. Queremos que sea una etapa de consumo responsable y seguro".

"Como resumen, diría que debemos tomarnos unos segundos antes de cada compra de consumo para informarnos de la procedencia del producto, y pensar la implicación que puede tener. Siempre que sea posible, consumir proximidad"

Juan Carlos Insa – Secretario General de la Unión de Consumidores de Castellón

"Vivimos en un modelo que nos induce a consumir, aunque no lo necesitemos. Hay mil y una fórmulas por las que se nos incita a pensar que necesitamos una cosa que no es así, un bombardeo publicitario. Frente a esto es muy complicado, pero aún así cada vez más personas se plantean si realmente necesitan lo que compran".

"Debemos partir del hecho de que no podemos competir con las mismas armas que las grandes corporaciones y superficies. Al final, para el pequeño comercio la especialización es el factor clave. También la concienciación entre los consumidores de cuáles son las ventajas de la compra de productos de proximidad. La frase "piensa global, pero actúa local" se debería trasladar al pequeño comercio. Se podría hacer más para impulsar estos productos por parte de las instituciones, formando una red que permita competir. Si no, al final pequeños productores y pequeño comercio van a morir"

"Tenemos muchos productos locales que son mejores en muchos sentidos. Concienciar al consumidor que la buena calidad es en la temporada".

"Son necesarias más campañas de sensibilización. El consumidor adolece de información sobre las ventajas de comprar determinados productos, su impacto medioambiental o social... Ahí se puede hacer mucho más trabajo. También urge más conocimiento del sector primario. En la pandemia se ha señalado el esfuerzo del profesional sanitario, y es verdad, pero el primario también lo ha hecho y ha sido fundamental. No podemos depender del consumo de productos de 8.000 kilómetros de distancia, eso es inviable".

"Este año todo se puede resumir en una palabra: Covid. La pandemia está afectando a todos los niveles, incluso ahora con los aumentos de precios... también el coste energético. Los precios suben y eso va a repercutir en el consumo. La pandemia ha agravado que nos estemos dejando llevar por los intereses de grandes cadenas, grandes grupos que no están ni en este país, y vamos a remolque de Black Friday, Halloween, etc. ¿En qué medida el consumidor va variando sus hábitos de compra y destinando dinero a estas redes comerciales, paralelas, virtuales, que van en contra a todo lo que comentamos aquí hoy? El modelo disperso de ciudad también favorece este tipo de compras, y el encarecimiento de los costes. Son pequeñas piedras que entorpecen lo que estamos debatiendo"

"Se necesita una mayor concienciación, una mayor sensibilización y una mejor red de comercialización que permita un acceso real a este tipo de productos de calidad y proximidad".

David Marí – Coordinador de la Oficina de Cooperación al Desarrollo y Consumo Responsable de la Universitat Jaume I

"En la universidad cada vez se piensa mucho más si una cosa hay que consumirla o no, y qué cosa es, de dónde procede, si es cualitativamente reciclable... La conciencia ha llegado a los gestores pero también al público. Es la tendencia cada vez más dominante".

"La comunidad científica apunta que el cambio climático es una evidencia que ya está ahí. Ya casi nadie lo pone en duda. La presión de la testaruda realidad para acelerar en estos cambios esta ahí. Es una primera fase: ya somos conscientes. Ahora es momento de tener la determinación de hacer esos cambios necesarios para paliar lo máximo posible ese impacto".

"Desde la universidad colaboramos con esa sensibilización necesaria para el consumidor. Hacemos diversas campañas a lo largo del año desde 2013, somos 'universidad por el comercio justo', realizamos actividades como la Fira de consumo responsable de la semana pasada".

"Detectamos que semanas anteriores a las fiestas de Navidad aumenta el consumo de muchas cosas. Nuestra propuesta es la alternativa de consumo justo y responsable. Un ejemplo de buena práctica que se hace todo el año en el campus es una ONG de Betxí, que ha hecho un proyecto de producción sostenible agraria, y todos los viernes, en uno de los restaurantes ubicados en la universidad, ofrece una cesta de productos ecológicos de proximidad, de temporada".

"La concienciación es imprescindible. Luego hay que actuar en consecuencia. Dar ejemplo, no dejarlo en el discurso sino ser ejemplo, sobre todo instituciones públicas y motores sociales. El trabajo es grande y urgente".

Carles Peris – Secretario General de la Unió de Llauradors de la Comunitat Valenciana

"El problema real en el sector agrícola y ganadero es que competimos con modelos no tan sostenibles como los europeos. Hay que trasladar que el modelo europeo de producción es el más exigente a nivel mundial. Se puede mejorar y vamos en ese camino, de normativas cada vez más estrictas, y nuestro sector va a seguir mejorando. Pero nos encontramos con productos de cualquier parte del mundo que no tienen esas normativas. Debería haber una reciprocidad, e igualar los estándares de producción mundial. Ahora quien mejor lo hace es quien más penalizado está, porque perdemos competitividad".

"Es evidente que la administración es una pata importantísima para entender el nuevo modelo de comercio. Otros lugares como Sudáfrica tienen unos estándares de producción diferentes y menos sostenibles. Esos mecanismos son los que abogamos por ordenar, el comercio internacional. Las administraciones deben ser capaces de hacer esa labor para que el consumidor tenga la oferta de producción sostenible. También impulsando políticas reales para cambiar esos hábitos".

"¿El gran comercio está concienciado? Ellos compran productos de aquí, pero les falta ese punto de defender más esa producción, promocionarlo más. Intentan difuminarlo. Ellos también podrían exigir los mismos estándares que a nosotros. Es difícil cambiarlo, pero ahora tenemos un modelo que no está equilibrado".

"Esta campaña de Navidad, en Castellón hemos bajado un 28% de producción. Somos la única provincia a nivel estatal que baja. Hemos salido al mercado de manera más escalonada, y por ello con buenos precios en clemenules. Creemos que la campaña irá bien. El cítrico está viviendo las dos caras de la moneda: los pequeños cítricos están yendo bien, pero la naranja se está hundiendo. Nosotros en Castellón somos especialistas en clemenules y mandarinas, por lo que el sector está en unas cifras aceptables, estamos subiendo. Estamos relativamente contentos, pero ahora falta que se traduzca en ingresos para el productor".

"En otros ámbitos, la miel está relativamente bien, el aceite un poco estancado... pero en línea correcta. Los frutos secos llevaban años funcionando muy bien, pero el precio se está ajustando ahora. En cuanto a los sectores ganaderos, tan importantes mantener población en la zona de interior, tenemos al sector cunícola en un momento complicado, al porcino en una línea estable... Un sector que no iba bien en pandemia, el ovino-caprino, ha remontado".

"En general, la tendencia es caminar hacia el consumo responsable, pero estamos a años luz de conseguir un modelo más equilibrado porque enfrente tenemos intereses multinacionales muy fuertes".

Teresa Zambudio – Responsable de Medio Ambiente y Salud Laboral de UGT de Castellón

"Hay que tener en cuenta que llevamos décadas de un sistema económico dominante que nos ha fomentado un consumo depredador en el que estamos sometidos, y consumir de esta manera estaba bien visto. No se explicaban las consecuencias de ese consumo impulsivo compulsivo. Aún estamos inmersos en la rutina de la una economía lineal: producir-usar-tirar. Son muchos años de esa cultura impregnada en la sociedad a todos los niveles. Ahora lo importante es el paso hacia una economía circular que tenga en cuenta la producción y el consumo responsable. Empieza a verse una luz, desde los consumidores, y es necesario que la la producción vea en ello un nicho de mercado nuevo, pero de momento la predominante sigue siendo la lineal".

"Se van dando pequeños pasos hacia la economía circular, pero estamos en un periodo incipiente. Es una transición. Habrá empresarios que lo vean como una amenaza, el cambio hacia la economía circular, pero hay otros emprendedores que lo pueden ver como una ventana abierta de oportunidad. En base a eso, productores y empresarios ya tienen una serie de herramientas para empezar a producir de una manera sostenible y responsable. Para eso se necesitan inversiones y un cambio de mentalidad, y todo lo nuevo siempre cuesta un poco. El paso importante aún está por dar"

"La clave es más el consumo que la producción. Que la gente tenga suficiente información e incluso educación sobre consumo responsable es la clave. Uno de los pilares sería educar a la población en el consumo responsable. Siendo el consumo tan prioritario es curioso que no se eduque en ello, debería ser una asignatura. Mucha gente va a comprar pero no sabe realmente qué está comprando. La administración debería velar por el control, pero también fomentar ese consumo responsable".

"El consumo de proximidad en Navidad lo ves en ferias, mercadillos... pero es esporádico. La tendencia a lo cómodo, a coger el coche, la gran superficie... es un círculo vicioso que dificulta enormemente el consumo responsable".

"Estamos en un periodo de transición hacia otra economía. Unos sectores van más avanzados que otros en Castellón. El proceso de esa transición debe acelerarse mucho porque estamos llegando tarde, y este punto puede ser vital para evitar el colapso y mantener el desarrollo para generaciones venideras".

Juan Rodolfo Adsuara – Presidente de Covaco-Confecomerç de Castellón

"El consumo de proximidad y responsable no es dominante, pero hay gente que empieza a concienciarse, y se nota. Es un cambio que no es de hoy para mañana, se necesita tiempo".

"La realidad es que muchos comercios de proximidad desaparecerán si no cambia la tendencia. Hoy en día se puede obtener cualquier producto de cualquier parte del mundo y tenerlo al día siguiente. La administración debe regular porque se traen muchos productos de fuera y se camufla. Para la gente es difícil informarse, también de las consecuencias de todo ello en las ciudades, donde las zonas sin comercio se degradan".

"El pequeño comerciante lleva mucho tiempo intentando entrar en la dinámica del comercio digital, pero al final es imposible. Debes cambiar tu negocio, especializarte, diferenciarte en algo... Actualizarte. Siempre hay gente que sobrevive, pero hay muchos afectados".

"El proceso de ayudas es muy farragoso. Existen, pero no las que harían falta. En el comercio local sigue la incertidumbre. Con la pandemia le ha ido bien a muy pocos. Parecía que en noviembre-diciembre se recuperaban las ventas, pero ahora volvemos al miedo".

"El Black Friday adelanta las Navidades y es comprar por comprar. Son modas que vienen de fuera. En cambio el consumo en Navidad es tradición, se junta la familia, es normal que haya más gasto, y se entiende".

"La última palabra al final es la del consumidor, que es quien consume. De ahí la necesidad de educación en este sentido. Hacer ver que el producto y el comercio de proximidad son puestos de trabajo, es economía local... Pero es difícil, y llevará su tiempo".