Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

Castellón reinventa la Nochevieja

La hostelería mantiene las cenas pese a las cancelaciones, triunfan las comidas y el tardeo y el sector recupera los 'take away'

Juan Francisco Núñez, gerente de Julieta, prepara las mesas para la celebración de esta tarde en Castelló.

A estas alturas del calendario todo el mundo en Castellón (o casi todo) sabe cómo y dónde va a despedir el año. Y este 2021 la Nochevieja volverá a ser diferente. Con los contagios disparados, la irrupción de ómicron ha dado al traste con los planes de la inmensa mayoría de las familias y muchas han optado, finalmente, por las celebraciones en casa. Los restaurantes y salones de la provincia que ofrecen cenas de fin de año han recibido en los últimos días decenas de cancelaciones, lo que ha obligado al sector a reinventarse. Y, ¿cómo lo ha hecho? Muchos locales han optado por los menús y platos para llevar y otros han apostado por la Tardevieja, es decir trasladar al día la fiesta nocturna, una opción que ya se impuso el año pasado (cuando había toque de queda) y que este año vuelve a triunfar.

Hace apenas un mes, las previsiones para Nochevieja que manejaban hoteles y restaurantes se asemejaban a los tiempos en los que no había virus, pero en cuestión de días la situación ha dado un vuelco total. «Las previsiones para esta noche son regulares y conforme ha avanzado la semana han ido habiendo más cancelaciones», explica Luis Martí, vicepresidente ejecutivo de la patronal Ashotur, quien estima que la ocupación final será un 50% inferior a la inicialmente prevista.

En restaurantes como Lino Gastronómic, en el Casino Antiguo de Castelló, tienen la libreta de reservas llena de tachones. Este local, que oferta comida y también cena de fin de año, tenía comprometidos más de 250 comensales, aunque por culpa del covid finalmente no serán más de de 70 entre las dos celebraciones. «Esta semana ha sido la de las anulaciones. Entre los contagiados, los contactos de los infectados y los que tienen miedo, prácticamente nos hemos quedado sin clientes», apuntan desde el local. 

En el Club Náutico de Castelló la situación es muy similar. «Por supuesto que seguimos adelante con la cena de fin de año, aunque hemos tenido muchas cancelaciones y tenemos una ocupación de un 33%», describe Silvia Franch, gerente de Brisamar, grupo que gestiona el restaurante del Grau.

Pese a las sonadas cancelaciones, la oferta para pasar la Nochevieja fuera de casa sigue siendo amplia en la provincia. El Hotel del Golf, por ejemplo, ofrece para esta noche una cena de gala y ha lanzado una paquete de tres noches alrededor de Fin de Año. «Vamos a tener unas 200 personas y, aunque las previsiones eran completar el 100% de las habitaciones,  ha habido anulaciones por el alza de contagios», cuenta Alexis de Pablo, gerente del establecimiento y, además, presidente de la asociación Altur-Hosbec de Castellón. 

Pese a que este año no hay restricciones horarias en la Comunitat, cada vez son más los restaurantes que apuestan por la celebrar la entrada de año a plena luz del día. Y muchos de los que lo hacen en Castellón han colgado el cartel de completo. Julieta, en la capital, es uno de ellos y la Generalitat le ha concedido una autorización especial para poder celebrar un tardeo (los conciertos acabarán a las 20.00 horas) para 400 personas. «Todo es al aire libre, con todas las medidas de seguridad y mucho más como una ambulancia, dos horarios de entrada y todos los asistentes en mesas y sillas», enumera Juan Francisco Núñez, gerente del local.

Fin de año con baile

Los pubs y discotecas de Castellón, que el año pasado se vieron obligados a cerrar, tienen en esta ocasión buenas expectativas. Pese a que algunos locales de Vinaròs o Vila-real han optado por cerrar sus puertas «por prudencia», en la capital prácticamente todo el ocio nocturno permanecerá abierto y hay previstas fiestas tanto para la tarde como para la noche. «Las perspectivas son buenas y, de hecho, la venta de entradas ha ido muy bien», añade Juanjo Benavent, vicepresidente de la asociación On Castellón. 

Compartir el artículo

stats