Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

Así será el 2022 en Castellón

Tras un inicio duro, la recuperación económica llegará a partir del segundo semestre

Los altos costes de la energía asfixian al azulejo, un sector que no prevé una mejoría hasta bien entrado el año

El 2022 empieza con un nuevo chasco para la economía provincial. O mejor dicho, con dos. Cuando todo el mundo pensaba que nada ni nadie podían hacer descarrilar la hoja de ruta, una nueva variante de nombre Ómicron y la explosión de los costes energéticos han convertido la recuperación en una carrera llena de obstáculos. Y lo peor de todo es que nada hace pensar que en la primera mitad de este recién estrenado año estos dos riesgos remitan. 

Aunque todo apunta a que los primeros meses del año que empieza no van a ser muy diferentes a los últimos del 2022 (del potencial de Ómicron para torpedear la reactivación dependerá la fuerza con que continúe la recuperación), el punto de partida de economistas y empresarios es que este ejercicio será clave para apuntalar la mejoría económica. Eso sí, todos coinciden en que el pasillo que lleva a la puerta de la salida definitiva de la crisis va a ser más largo de lo esperado y los nuevos brotes verdes no llegarán antes del mes de abril. 

La Confederación de Empresarios de la Comunitat (CEV) auguraba hace muy pocos días que, tras el tropiezo del último trimestre, en los próximos meses la economía valenciana avanzará de manera gradual y todo apunta a que alcanzará niveles superiores a los de 2021. También los economistas valencianos han rebajado sus previsiones y en sus últimos pronósticos han utilizado una de las palabras que más se ha escuchado en las últimas semanas: incertidumbre

Demasiadas incertezas

El horizonte a corto plazo se antoja complejo y en un esquina del ring se sitúan incertezas como una inflación galopante (el IPC se ha disparado en diciembre hasta el 6,7%, el mayor nivel en casi tres décadas y resta capacidad de compra a las familias), las tarifas energéticas que tan duramente están castigando a sectores como el azulejo, los cuellos de botella en el suministro o la escasez de compotentes y materias primas... De su comportamiento dependerá, en buena medida, la evolución de la economía provincial, aunque todas las voces dan por sentado que esos nubarrones que tanto empeñan el crecimiento no empezarán a escampar hasta bien entrado el año. Y una buena prueba de ello es la decisión que tomaba hace tan solo unos días Feria Valencia, que ha optado por aplazar Cevisama, hasta el próximo junio, cuando el camino esté mucho más despejado.

Pero también hay algunas certezas. Y la buena noticia es que no son pocas. Entre ellas destacan los fondos europeos Next Generation, una gran oportunidad para las empresas e instituciones de Castellón y que, tras un retraso por la burocracia los plazos administrativos y la necesidad de encontrar proyectos que encajen en las líneas de actuación marcadas por la Unión Europea, podrían empezar a ejecutarse a mediados de año. Pero también están el consumo familiar, que una vez se disipen las dudas tiene que volver a carburar y una potente industria turística, que tras la montaña rusa del 2021, augura que el ejercicio que acaba de arrancar va a ser sí o sí el de la vuelta a la normalidad total. 

Mercado laboral

Oficinas del SEPE en Castellón. Mediterráneo

Menos paro pero faltan profesionales

El empleo ha regresado en Castellón a los tiempos en que no circulaba el virus, una buena noticia para un mercado laboral que acostumbraba a cobrarse la factura de las recesiones en miles de parados. Pero esta vez ha sido diferente y mecanismos como los ERTE (prorrogados una y otra vez) han contribuido a que la caída sea mucho menor. Y a medida que las restricciones se han ido suavizando, el mercado laboral ha vuelto a carburar. Un par de cifras bastan para entenderlo: en el último año (datos de noviembre) el desempleo se ha reducido en la provincia en un 10,7%, hasta situarse en 38.559 personas y la tasa de paro se colocó al cierre del tercer trimestre en el 12,5%, por debajo de la media de la Comunitat y también del conjunto del país.

Para este año, el Banco de España pronostica que la tasa de paro en el país bajará al 14,2%, con lo que en Castellón el porcentaje podría acercarse al 10%. Habrá, por tanto, menos desempleo y para las empresas de construcción, transporte u hostelería seguirá siendo una odisea encontrar mano de obra. 


Azulejo

Los costes de las luz, el gas y las materias primas ahogan a sectores como el azulejo.

El desorbitado precio del gas enciende las alarmas de una industria que trabaja a pérdidas

Si en Castellón la crisis ha dejado menos cadáveres económicos que en otras provincias del país ha sido gracias a la fortaleza del azulejo. Una industria que en 2021 ha crecido con fuerza (el sector ha cerrado el año con un facturación de 4.600 millones de euros, un 20% más) pero que se ha topado con un grave problema: el precio desorbitado del gas.

El golpe de estado energético ahoga a una actividad que supone el 20% del PIB de la provincia y compromete su rentabilidad. «No sabemos cuándo va a parar la escalada de los precios del gas, pero mucho nos tememos que va más bien para largo», aventuraba hace diez días Vicente Nomdedeu, presidente de la patronal azulejera, una asociación que no se cansa de reivindicar medidas para una industria que trabaja a pérdidas y que no ha tenido más remedio que subir precios.

Desde el punto de vista laboral, en pocas semanas arrancará la negociación de un nuevo convenio laboral. Y Ascer augura que la negociación no será fácil. Hay demasiadas piedras en el camino y las más grandes son el coste energético y la inflación. 

Turismo

La hostelería es uno de los sectores que más ha sufrido la crisis. MANOLO NEBOT

La sexta ola torpedea un sector que confía en despegar este año

La crisis del coronavirus ha supuesto para el turismo provincial una grieta de dimensiones colosales. Tras un 2020 para olvidar, el sector empezó a recuperar su normalidad a partir del pasado verano. En julio, agosto, septiembre e incluso el mes de octubre el turista nacional volvió a ser el gran balón de oxígeno y permitió a hoteles y restaurantes empezar a despegar. Pero la sexta ola está golpeando de nuevo a un sector que ni de lejos ha superado las cifras que tenía antes de la pandemia. Y como las desgracias casi nunca llegan solas, el turismo tendrá lidiar con una tasa turística que, aunque de carácter voluntario, entrará en vigor en 2023. 

La salida de la crisis cuesta más de lo esperado, pero los empresarios confían en que este año sí o sí llegue la recuperación y, al año siguiente, se alcance la rentabilidad anterior al covid. Y 2022 será también el año en el que se apruebe un convenio laboral que ha tardado una década en llegar. 

Comercio

Cartel de rebajas.

Entre el reto de la venta 'on line' y el desembarco de Amazon en Onda

Si 2021 ha sido un año complicado para todos, para el comercio tradicional, el de barrio, todavía más. Pese al avance de la vacunación y al fin de las restricciones, mercerías, panaderías, tiendas de ropa, floristerías... que antes abundaban en el paisaje urbano de Castelló, Vila-real o Burriana han ido bajando la persiana para siempre. Y los que han aguantado no han tenido más remedio que abrazar la venta ‘on line’, en un intento por llegar a más clientes y competir con las ofertas cada vez más agresivas de las grandes cadenas.

La nómina de tiendas físicas es cada vez menos abultada y en eso ha influido el covid pero también los nuevos hábitos de consumo. Nunca como hasta ahora se había comprado tanto a golpe de clic y la apertura, la próxima primavera, del Amazon Onda ensanchará la brecha. El comercio mira de reojo el desembarco del gigante del comercio electrónico aunque no son pocos los que ven una oportunidad.  

Puerto

Un recinto que crecerá en inversión y seguirá con una rebaja de tasas

El puerto de Castellón navega a toda vela y tras cerrar el año con un tráfico de mercancías de 20 millones (el recinto del Grau se consolida en el noveno puesto del sistema portuario español y ya es el segundo en cuanto a tráfico de graneles sólidos), espera aumentar sus resultados en 2022. Y para ello, la infraestructura que preside Rafa Simó prevé un aumento de las inversiones en infraestructuras, una rebaja de tasas y más bonificaciones para mejorar la competitividad de las empresas y atraer nuevas inversiones. De hecho, el Plan de Inversiones para 2022 asciende a 25,3 millones de euros y refleja un impulso definitivo a la conectividad ferroviaria y a la mejora y urbanización de la dársena sur.

El puerto quiere seguir escalando posiciones y Octopus es clave. Se trata de un proyecto que supone una inversión de 93 millones y que consiste en el relleno de la dársena sur para ganar 420.000 metros cuadrados para captar industrias. 


Construcción

El sector de la construcción ha vivido un 2021 marcado por la inflación, que parece no tocar máximos de cara al 2022. NOELIA LEÓN

Un mercado en plena ebullición y con precios que seguirán cuesta arriba

Precios al alza, ventas que crecen a dos dígitos... El inmobiliario ha vivido un 2021 de todo menos tranquilo. A medida que avanzaba la vacunación y se suavizaban las restricciones, las compras empezaron a animarse y lo hicieron hasta tal punto de que durante los nueve primeros meses del año, las transacciones subieron como la espuma en la provincia por encima del 40%, hasta rozar las 9.500 viviendas vendidas. 

El 2021 ha sido un buen año para la compraventa de viviendas (las segundas residencias también han resurgido) y mejor todavía para las reformas, que están viviendo una época dorada, con listas de espera en muchas construcciones. Y la obra nueva también ha despegado, con 924 proyectos visados hasta septiembre. La incertidumbre por el alza del IPC  y el incremento de los precios de suministros marcarán un 2022 en que todo apunta a que los precios seguirán creciendo.  


AGRICULTURA

La naranja sudafricana y el 'cotonet', en el punto de mira

Los altos costes de producción ponen contra las cuerdas al sector primario y, para colmo, el sector citrícola debe enfrentarse a un enemigo que le ataca cada vez con más fuerza. Se trata del ‘cotonet’, una plaga que ha provocado pérdidas millonarias.

La lucha contra el ‘cotonet’ será uno de los retos de la citricultura en 2022, un sector que mira más que nunca a Bruselas. Antes del verano está previsto que culminen las negociaciones del tratado comercial con Sudáfrica, un país que cada vez exporta más a Europa y hunde los precios de la naranja autoctona. 


Compartir el artículo

stats