Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ENTREVISTA DEL DOMINGO Francisco Sacacia Secretario general de UGT en Castellón

«La administración debe cuidar a la cerámica y a sus trabajadores»

Repaso a la situación del mercado laboral de Castellón

Francisco Sacacia.

La situación laboral de los castellonenses está en una fase crucial. Tras conocerse los buenos datos de empleo del 2021, ahora hay que afrontar la incertidumbre de la inflación y los costes energéticos, que ponen en jaque a la industria. De todo ello habla el responsable de UGT en la provincia.

El 2021 acabó con el mejor dato de paro en Castellón de los últimos 14 años. ¿La crisis del covid está superada?

A nivel de empleo, supuestamente sí, porque los datos así lo indican, tanto de paro como de afiliación, pero no sabemos cómo va a evolucionar. Vemos cada vez más contagios de coronavirus, y con esta incidencia afectará al empleo. 

La alta temporalidad es uno de los problemas que siempre se señalan pero nunca se mejoran. ¿Qué se puede hacer para aumentar la estabilidad?

Es un mal común en todas partes, pero en Castellón hay sectores concretos con una excesiva temporalidad. No somos ajenos a que hay sitios que requieren de una contratación temporal, como refuerzos en Navidad, verano o Semana Santa. O la recolección de cítricos. Pero hay una figura que queremos que se extienda: la de gente que tenga la seguridad de que va a trabajar en épocas concretas durante el año, mientras ahora hay contratos temporales que no son de recibo. De un día, de una semana… Hay que intentar poner coto a las contrataciones temporales que no sean por circunstancias concretas, y donde haya un puesto de trabajo, que no se cubra con contratos temporales encadenados. 

¿Los números del desempleo del pasado año han reducido los parados de larga duración?

Afecta sobre todo a la gente más mayor, los que en su momento fueron apartados del mercado laboral. Tuvimos un ejemplo claro con la crisis del 2010-2012, gente que trabajaba toda la vida y que sufrieron un ERE. Gente mayor que tiene problemas para reciclarse y no se consideran atractivos para las empresas, cuando en realidad no debería ser así. Y dentro de esto, las mujeres tienen más problemas. La consecuencia es que luego tendrá pensiones bajas de jubilación. Hay que tomar medidas porque no puede ser que el bagaje y experiencia de esta gente se quede desaprovechada.

Uno de los sectores que más empleo de calidad genera es el azulejo, que se encuentra en medio de la crisis energética por el encarecimiento del precio del gas y la subida de los costes. ¿Tienen constancia de que esto esté afectando ya a los trabajadores?

Desde hace un tiempo se oyen muchos avisos de que esto puede afectar. Somos conscientes de que puede ser así. No es lo mismo pagar el gas a un precio que a tres veces más. Algunas empresas pequeñas ya están en ERTE, pero si esto sigue puede perjudicar a más. Pensamos que no se alargará, pero creo que es el momento de plantear que si en el pasado las administraciones han ayudado al automóvil, ahora hay que apostar por la industria de Castellón. En la cerámica somos el primer exportador europeo y el segundo del mundo, lo tenemos aquí y hay que cuidar al sector y a sus trabajadores. No solo con palabras. Es de las provincias con más peso industrial como lo demuestra el PIB y hay que cuidarlo para que siga adelante el clúster.

Tanto la cerámica como la hostelería tienen pendientes la puesta a punto de sus respectivos convenios colectivos ¿Habrá pronto fumata blanca para los acuerdos?

El de la cerámica creo que tardará un poco porque todos los actores vamos a esperar la evolución, pero el de hostelería debería de firmarse pronto, aunque las posiciones no están demasiado cerca. Hay que solucionarlo ya y no podemos alargarlo. Hay que ver de qué manera se puede adaptar a las actuales circunstancias. A todos les interesa un marco regulador donde acogernos. Y luego está el transporte de mercancías de carretera. Hablamos de un enorme número de personas: la cerámica afecta a 16.000 empleos directos, la hostelería afecta a picos de 45.000 personas y el la carretera ocupa a unos 7.000.

«La crisis del covid en el empleo está superada pero hay que ver cómo va a evolucionar ahora»

decoration

El Gobierno, los sindicatos y la patronal acordaron la reforma laboral. ¿En qué medida cree que beneficiará a Castellón?

Se han puesto de acuerdo en modificar la reforma laboral del PP del 2012, que se hizo sin acuerdo, por decreto ley del gobierno de Rajoy que incluso sorprendió a los empresarios por lo bien que se les ponía. Esto llevó a un empobrecimiento general. En hostelería perjudicó mucho. Todo lo que se consiguió fue crear la figura del trabajador pobre, que tenía trabajo pero no llegaba a final de mes. Ahora hay bases para mejorar todo esto.

Pese a este acuerdo partidos políticos de diferente signo afirman que harán lo posible por modificarlo en el Parlamento. ¿Qué opinión le merecen estas críticas?

No entendería que no se aprobase porque algunos partidos no quieren. No estamos del todo satisfechos, pero no sería de recibo que al no estar de acuerdo en todo no se aprobara. No podíamos seguir así. Un buen acuerdo es aquel que no deja contento a ninguna de las partes. Pienso que se debería de haber apretado más, pero de lo contrario los empresarios no hubieran aceptado. Los partidos deberían dejar a sindicatos y empresarios que nos entendamos, que sabemos de lo que vamos

Hay empresarios que no encuentran a empleados. ¿Por qué pasa con tanto paro como hay?

Es muy importante la formación profesional, adecuada a las necesidades del territorio, que debería haberse hecho hace mucho tiempo. Se habló de adecuar y ahora se han creado consejos de FP por zonas en Castellón. Un ejemplo es el ciclo de mantenimiento de aviones. La FP está más dedicada a los jóvenes, pero qué pasa con los más mayores. Hay que hacer un plan de reciclaje, que es muy complicado, pero hay que hacerlo. Hay ejemplos como el de Castelló Crea, que funciona muy bien. En nuestra zona hay que potenciar la formación en industria y tecnología. Va más lento de lo que nos gustaría, va por ahí y por ahí tendría que seguir.

La inflación está disparada, pero los sueldos no van a crecer al mismo ritmo que el coste de la vida. ¿El IPC ha dejado de ser el referente para actualizar los sueldos?

Creo que lo dejó de ser hace tiempo. Esta situación de pandemia ha modificado todo lo que era el incremento, porque se tienen en cuenta muchos más valores. Además este aumento se debe sobre todo a combustibles y electricidad, algo que esperamos que sea puntual y de no demasiada duración. Pero esperamos que se tenga en cuenta para la mejora salarial. Deberían ponerse mecanismos de adecuación si la cosa se alarga. 

Compartir el artículo

stats