Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL DOCUMENTO YA ESTÁ EN EXPOSICIÓN PÚBLICA

El plan de movilidad del área de Castellón contempla 341 millones en inversiones

La mejora de los Cercanías es uno de los puntales de las actuaciones previstas

Alumnos de la UJI subiendo al Tram en las inmediaciones de la estación de Castelló.

Presentado el pasado mes de agosto en Almassora, el Plan de Movilidad Metropolitano de Castellón ya se encuentra en fase de exposición pública tras su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV). Durante 45 días hábiles las administraciones implicadas y todos aquellos colectivos que se consideren interesados podrán analizar su contenido y presentar alegaciones.

El proyecto tiene como premisa la mejora del transporte público para reducir uso del vehículo privado en un área que abarca desde Orpesa hasta Nules y desde Castelló hasta l’Alcora. Para ello se contemplan una serie de actuaciones a aplicar a lo largo de una década. La suma de las actuaciones incluidas en el documento contemplan una inversión de más de 341 millones de euros.

La Generalitat, que impulsa esta iniciativa a través de la Conselleria de Política Territorial, Transportes y Obras Públicas, asume la tercera parte del coste, con 115,8 millones, aunque uno de los puntales del plan es la mejora de los trenes de Cercanías, de los que la Administración autonómica reclama su gestión para evitar cancelaciones y la disminución en el número de usuarios. Para estas inversiones se pone como referencia un informe elaborado en el 2017 para analizar el estado y aplicar medidas en los Cercanías, y con la premisa de que un buen tren de proximidad evita miles de desplazamientos en coche.

Viales

El plan en exposición hace referencia al refuerzo de líneas de autobús entre municipios y la creación de más circuitos para el paso de bicicletas, pero no rehúye el apartado de carreteras. Especialmente aquellas que ayuden a evitar el paso de coches por los centros urbanos, y aquellos en los que el transporte público pueda circular de manera más eficiente. En esta línea se posicionan los 38 millones del Bulevar de la Plana en sus dos fases o la finalización de las rondas de Castelló.

Otra apuesta es la dedicada a la mejora de la conexión entre áreas industriales, como entre Onda y l’Alcora, de modo que la presión de tráfico en los viales existentes se vería reducida. Dentro de Castelló, se plantea la electrificación total del Tram con vehículos que no hagan necesario el uso de catenaria, y la creación de aparcamientos disuasorios en la periferia. 

Entre los puntos destacados del plan está la creación de un billete unificado, que facilite viajar por líneas municipales y entre localidades de autobús, además del servicio de Cercanías o el Tram. Para ello sería necesaria la creación de un ente coordinador. Y entre sus ejes se quiere lograr que las líneas de autobús enlacen con los horarios de los trenes de Cercanías, de modo que sean una alternativa factible al vehículo particular. Además se incluye la creación de nuevos puntos de aparcamiento seguro de bicicletas para quien haga uso de ellas.

Compartir el artículo

stats