Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

españa es uno de los países con las pruebas de autodiagnóstico más caras

Los farmacéuticos de Castellón apoyan regular el precio de los tests

Sánchez anuncia que se fijará un coste máximo para frenar la subida disparada

Los test de antígenos deberán realizarse en presencia del personal de la farmacia para certificar el contagio (archivo).

Como sucedió con las mascarillas ahora el Ejecutivo central prevé regular el precio de los tests de antígenos para frenar la escalada en los costes que sufre este bien considerado ya de primera necesidad en plena sexta ola del coronavirus. «El debate que teníamos antes o durante estas Navidades ha sido sobre la oferta de estos test; hubo un aumento exponencial de demanda pero no de oferta. Este tema ya está resuelto; ahora nos meteremos con el control del precio del test de antígenos», aseguró ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Por tanto, aunque no hay fecha concreta para ello, se prevé poner freno al precio de estas pruebas de autodiagnóstico que, además de escasear en las farmacias, han llegado a valer hasta 8,50 euros frente a los solo cuatro o cinco euros que costaban después del verano.

Precio elevado en España

Sánchez recordó que el Gobierno ya incluyó la rebaja del IVA de los tests en el paquete de medidas fiscales que aprobaron hace un año, pero su precio seguía siendo libre lo que estaba provocando que España estuviera entre los países europeos donde más caros son. En otros países estas pruebas incluso son gratuitas y se pueden adquirir mucho más económicas en supermercados.

En Portugal los tests se pueden comprar por poco más de dos euros en supermercados, mientras en Reino Unido son totalmente gratuitos. Francia reguló un precio máximo de 6,01 euros para los tests aunque ahora pueden encontrarse a precio de coste, menos de 2 €, en supermercados.

Archivo - Una caja con test de antígenos contra la COVID-19 en una farmacia, Rober Solsona - Europa Press - Archivo

Los farmacéuticos de Castellón apoyan la regulación planteada. «Desde el minuto cero hemos dicho que había que controlar el precio y esto le corresponde al Ministerio de Sanidad que es el que tiene los mecanismos para saber cuánto cuesta un test», remarcó el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Castellón, Sergio Marco, quien confía en que en breve se detallen las boticas de la provincia que van a realizar tests de antígenos cuyos positivos notificaran a Sanitat para aliviar la carga de los centros de salud. «Es una medida de urgencia, los farmacéuticos tienen cierto temor, pero debemos colaborar», indicó.

Compartir el artículo

stats