La consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha anunciado que los médicos de familia podrán tramitar en un mismo acto la baja y el alta laboral de los pacientes que diagnostiquen de covid, que se concederá junto con el diagnóstico. El alta tendrá una fecha de siete días desde el inicio de síntomas y en el caso de que persistan los síntomas se extendería el tiempo que fuera necesario.

“Vamos a agilizar la tramitación de las altas y bajas para facilitar su obtención por parte de los pacientes y, en unos momentos de importante carga asistencial para los profesionales, también vamos a reducir los actos de carácter administrativo que tienen que realizar los centros de salud”, ha declarado la consellera, tras reunirse con el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro.

Casos diagnosticados en farmacias

Otra de las medidas que la Conselleria pondrá en marcha tiene que ver con la agilización de la tramitación de las bajas de los casos diagnosticados por puntos centralizados de obtención de muestras de la red pública, laboratorios privados o los test que se realizarán en las oficinas de farmacia dentro del acuerdo alcanzado con los colegios profesionales.

Test de antígenos. EUROPA PRESS

En estos casos, las bajas se solicitarán a través de la web por parte del paciente en un enlace que se activará a partir del viernes. A través de la inspección sanitaria, el parte de baja se comunicará al INSS y de allí a las empresas directamente. Las personas que se hayan hecho un test de autodiagnóstico deberán confirmar el positivo en cualquiera de los dispositivos acreditados (incluyendo laboratorios privados u oficinas de farmacia).

Patronal

Por su parte, Navarro añadió que el objetivo es "evitar el colapso del centro de asistencia primaria que debe atender otras patologías" y ha agradecido el "esfuerzo de la Conselleria de Sanitat" que demuestra que funciona la colaboración público privada.

La patronal destaca que las bajas de trabajadores registradas en las empresas supone un gran problema administrativo ante las dificultades que estos encuentran para obtener el alta médica debido a la congestión que sufre la atención primaria. Se calcula que 1 de cada 7 trabajadores que está de baja en este momento podría reincorporarse de inmediato, pero no lo hacen al no conseguir la autorización médica.

Ante esta situación, la CEV solicitó el viernes que se facilite el alta laboral automática asociada a todas las bajas por covid una vez superados los siete días que establece actualmente el periodo de cuarentena –u otros que las autoridades puedan indicar- «sin necesidad de acudir a los centros de atención primaria -que actualmente se encuentran colapsados- para obtener la misma, lógicamente, en ausencia de sintomatología».