Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una enferma de covid de Castellón: «No puedo de ninguna manera gestionar la baja»

Una sanitaria atiende a un paciente de covid-19.

Laura tiene 27 años y el pasado día 6 de enero se hizo un test de autodiagnóstico en casa porque su pareja dio positivo con igual resultado. Empezó así su «odisea» para pedir la baja. «Ahora vivo fuera de Castelló y mi centro de salud es Palleter, no me han dado cita hasta el día 18, pero necesito gestionar este tema antes y nadie me coge el teléfono ni me resuelven el problema por la aplicación de Sanitat. No puedo de ninguna manera gestionar mi baja», lamenta. «No sé si ya me puedo reincorporar a trabajar. Ahora mi positivo no consta en ningún lado», declara.

Con el objetivo de evitar este tipo de situación los castellonenses diagnosticados con covid recibirán el alta laboral de forma automática a los siete días de haber presentado síntomas, aunque si persisten las manifestaciones de la enfermedad podrá ampliarse la baja el tiempo que sea necesario. Así, lo anunció ayer la consellera de Sanitat, Ana Barceló, tras mantener una reunión con el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, que había reclamado días atrás habilitar un sistema para agilizar la tramitación de bajas y altas laborales.

Archivo - Prueba PCR para detectar covid. UCV - Archivo

Con esta medida, se busca un doble objetivo: liberar de trámites burocráticos a unos saturados médicos de familia a la vez que facilitar a los trabajadores enfermos de covid esta documentación clave para las empresas.

Bajas en casos diagnosticados en farmacias

De este modo, los médicos de familia de la Comunitat podrán tramitar en un mismo acto el diagnóstico covid, la baja laboral y el alta, que será efectiva de forma automática a los siete días. Además, también se agilizará la tramitación de las bajas de los casos diagnosticados en puntos centralizados de obtención de muestras de la red pública, laboratorios privados o los tests que se realizarán en las oficinas de farmacia dentro del acuerdo alcanzado con los colegios profesionales.

En estos casos, las bajas se solicitarán a través de la web por parte del paciente en un enlace que se activará a partir del viernes y el alta también se recibirá de forma automática a los siete días del inicio de los síntomas.

A través de la inspección sanitaria, el parte de baja se comunicará al Instituto Nacional de la Seguridad Social y de allí a las empresas directamente. Las personas que se hayan hecho un test de autodiagnóstico en su casa deberán confirmar el positivo en cualquiera de los dispositivos acreditados, incluyendo laboratorios privados u oficinas de farmacia para así poder obtener la incapacidad temporal para trabajar.

Reclamación de la patronal

Al respecto, Navarro agradeció a Barceló que haya dado respuesta a la petición de la patronal de agilizar el sistema de bajas y altas para evitar el colapso «debido al pico que están registrando la sociedad en general, pero en especial empresas de sectores importantes que no pueden parar porque están prestando un servicios a sus ciudadanos». Asimismo, aplaudió el «esfuerzo» de Sanitat y la colaboración público-privada, ya que contarán con la participación de farmacias y laboratorios privados.

Por su parte, la consellera resaltó que se agiliza la tramitación de las altas y bajas para facilitar su obtención por parte de los pacientes. De este modo, remarcó que «en unos momentos de importante carga asistencial para los profesionales, también vamos a reducir los actos de carácter administrativo que tienen que realizar los centros de salud».

«Colapso» laboral

Del mismo modo, el president de la Generalitat, Ximo Puig, reconoció que hay un «colapso» laboral por la burocracia en la cobertura de bajas de trabajadores contagiados de coronavirus y destacó el acuerdo alcanzado entre la patronal y Sanitat como un importante avance para desatascarlo.  

Se calcula que uno de cada siete trabajadores que está de baja en este momento podría reincorporarse de inmediato a su empresa, pero no lo hacen al no conseguir la autorización médica.

La burocracia se come las consultas

La tramitación de las bajas y las altas de los enfermos de coronavirus supone cerca de la mitad de consultas que realizan a diario los médicos de familia de la provincia, que denuncian «la burocratización de su trabajo que debería centrarse en atender a sus pacientes». Así lo explica la vicepresidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, la médico castellonense María José Rivas.

«El otro día abrí la consulta con 62 pacientes, lo que supone una barbaridad. Los médicos de familia estamos perdiendo nuestro tiempo en tramitar altas y bajas en cambio de estar visitando a nuestros pacientes, porque la gente sigue teniendo otras dolencias y hay que atenderlos para evitar complicaciones», indica la facultativa.

Ayer al mediodía los médicos de familia de Castellón todavía no habían recibido instrucciones de cómo aplicar el nuevo mecanismo anunciado por Sanitat para efectuar de forma automática a la vez la baja y la alta. «Debemos ver la manera en la que se materializa porque hay personas que transcurridos los siete días sigue dando positivo y tiene síntomas», detalla Rivas.

Colas en los centros de salud de la provincia ante el aluvión de pacientes que acude ya sea por la afección del coronavirus o por otras patologías. MANOLO NEBOT ROCHERA

«Liberar Primaria»

La Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria ha insistido en una de sus principales reivindicaciones; la necesidad de liberar a la Atención Primaria de la detección de los casos de coronavirus y la tramitación de las bajas y altas «para poder atender el resto de enfermedades».

En esta misma línea se pronunciaron desde el Colegio de Médicos de Castellón, que consideraron que la sobrecarga de trabajo de los médicos, en ocasiones para labores burocráticas, está dificultando la atención a de ciertas patologías crónicas.

Por ello, remarcaron que es preciso buscar mecanismos para reducir la carga de trabajo de los sanitarios, agravada con la tramitación de las altas y bajas temporales, como el que ayer se anunció y que fue planteado días atrás por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médico.

Desde la entidad reiteraron ante las autoridades sanitarias que la tramitación de bajas y altas resta parte del tiempo al médico e insistieron en «buscar soluciones a un problema estructural». Además, apuntaron que esperan conocer el plan de Primaria anunciado por Sanitat.

Compartir el artículo

stats