“Fue una nevada histórica. Junto con la de 1954, la más grande que se recuerda en la provincia de Castellón”. Quien lo dice es una voz autorizada en la materia, José Quereda, Jefe de Climatología de la UJI. Se refiere a la gran nevada de 1946, de la que este domingo 16 de enero se cumplen 76 años.

Imagen de Pedro Fortea de 1946 tomada en Burriana; en concreto en el Camí d'Onda de esta población. Mediterráneo

Quereda asegura que “a día de hoy todavía se aprecian las huellas” de aquel fenómeno atmosférico que trajo consigo chubascos, fuertes vientos, gélidas temperaturas y nieve; mucha nieve. “Hay especies vegetales que quedaron extinguidas en la provincia. Fue todo un récord en la provincia”, añade el experto.

Imagen de J. Albella de 1946 tomada en la plaza de Sant Pasqual, que ofrecía este aspecto durante la gran nevada. Mediterráneo

Una nevada histórica

Desde finales del siglo XIX, cuando la temperatura bajó a diez grados bajo cero, la provincia no registraba una ola de frío tan intensa como la del citado 16 de enero del 46. Tanto es así, que la nieve alcanzó una media de entre 30 y 50 centímetros, mientras que en puntos como la entrada al campo del Sequiol se llegó ni más ni menos que al metro y medio de altura.

Imagen de Eduardo Calatayud tomada en 1946 en la Calle Gobernador.

Imagen de Eduardo Calatayud tomada en 1946 en la Calle Gobernador. Mediterráneo

Especialmente perjudicial fue esta nevada para la agricultura, pues se heló la práctica totalidad de la fruta de temporada –la mayoría de fuentes cifran en un 70% las pérdidas de la naranja en Castellón-, matando incluso a la mayoría de los árboles. 

Imagen del archivo Municipal de Vila-real en la que se aprecia cómo afectó la nevada de 1946 a esta población. Mediterráneo

A pesar de que se cortaron las copas, algunos árboles no volverían a dar fruto hasta tres años después. El Estado concedió créditos de ayuda y una ayuda a fondo perdido de la mitad del préstamo.

Imagen de José Prades de 1946, con el Parque Ribalta y el estanque totalmente nevados. Mediterraneo

Las temperaturas de hasta seis y siete grados bajo cero, así como la importante capa de nieve retrasó la desaparición de la misma de las calles y los campos.

Plaza de La Vila de Vila-real en 1946 cubierta de nieve. Hace 76 años desde que se tomó esta estampa. Archivo Municipal de Vila-real

Recuerda que si quieres ponerte en contacto con ‘Mediterráneo’ para enviar una información, fotografía, testimonio o vídeo relevante de la provincia de Castellón puedes hacerlo escribiendo un mensaje privado al perfil oficial del periódico en Facebook, Instagram y Twitter; pudiendo mandar también un correo electrónico en la dirección rfabian@epmediterraneo.com, o si es más cómodo vía whatsapp, en el número de teléfono 680558577.

En la capital de la Plana los más valientes desafiaron la intensa nevada. La imagen está tomada en la Puerta del Sol.

En la capital de la Plana los más valientes desafiaron la intensa nevada. La imagen está tomada en la Puerta del Sol. Mediterráneo