Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INFORME

Récord de ventas de 'segunda mano' en Castellón

Castellón ya supera la venta de vivienda ‘vieja’ del año anterior y, a falta de un trimestre, es la cifra más alta de la historia El ahorro en pandemia ha dado pie a comprar más.

Oficina inmobiliaria en la capital Castelló.

Nueve de cada diez compraventas de vivienda en la provincia de Castellón corresponden a pisos usados. Desde el inicio de la pandemia se ha dado un despertar de nuevas promociones, pero la oferta de hogares a estrenar todavía es minoritaria frente al estoc de los que tienen más años de vida. Justo este segmento, el de la segunda mano, es el que se ve afectado de lleno en este 2022 por un nuevo cambio que afecta a cuánto se paga al comprarlo.

Todo ello tras un 2021 de auténtico récord: se vendieron 8.121 pisos que ya antes habían tenido dueño en el conjunto de municipios de Castellón (de enero a septiembre), la mayor cifra en este periodo de toda la serie histórica. Además, a falta de contabilizar un trimestre, ya se superan las transacciones firmadas durante todo el 2020 para esta tipología de viviendas (8.088).

Evolución del mercado inmobiliario.

El perfil: Jóvenes, divorciados y fondos de inversión

Inmobiliarias de Castellón han hecho una radiografía del principal perfil de compradores de vivienda de segunda mano. Muchos lo hacen por necesidad de independizarse y es su primer hogar: Son jóvenes de 25 a 30 años y buscan algo más económico que una nueva, más cara.

Otras veces ocurre que una pareja se separa y pone a la venta el piso y cada cual compra uno más pequeño y barato. En otras ocasiones, son familias con pocos recursos o compradores que buscan una segunda residencia en un pueblo. La casuística incorpora también a matrimonios de edad avanzada que prefieren una vivienda más pequeña al piso familiar de toda una vida.

La pandemia también ha hecho que muchos castellonenses hayan ahorrado y decidido pasarse a una unifamiliar, nueva, con jardín y terraza. En ese caso, han puesto a la venta su anterior piso, de alta calidad, que ha sumado a la bolsa inmobiliaria usada pisos de cuatro habitaciones, de 300 m2, en especial, en la capital de la Plana. «En general, existe más demanda de pisos de segunda mano porque hay más oferta, y por ello es el mercado predominante», analizó el presidente de Coapi Castellón, Francisco Nomdedeu, sobre esta tendencia.

Promoción inmobiliaria en construcción este año, en Castelló. NOELIA LEÓN

Categorías. Menos pisos ‘chollo’ y algo más caros

Dentro de esta categoría, de pisos a precio de ganga quedan pocos. «Antes había viviendas por 30.000 euros --a precio de coche--, pero eso sí, era un 4º sin ascensor. De ese rango queda poco y ha subido ligeramente de precio, un 2%, a unos 40.000 euros», indicaron. Otra tipología es la vivienda de segunda mano, pero de precio medio, que apenas sufre variación: de 80.000 a 85.000 euros.

Precios en 2022: La previsión se sitúa en un 2,3% de alza

El sector inmobiliario apunta que la vivienda usada en Castellón «ya se insertaba en precios bajos y sigue casi igual, salvo en enclaves grandes, como Castelló o Vila-real, con más demanda, donde el precio puede ir al alza, pero poco. «Si en 2022 la vivienda general subirá por debajo del IPC (5,5%), un 2,5%; en la usada será inferior: un 2,3%», afirman. 

Compartir el artículo

stats