La variante ómicron se expande como una especie de tsunami epidémico consiguiendo propagar el coronavirus a una gran velocidad. Según datos del Ministerio de Sanidad, más del 60% de nuevos contagios de la Comunitat son de esta variante detectada por primera vez en Sudáfrica que ha logrado, como ya aventuraron los expertos, ganar la partida a la delta, que era hasta ahora la mayoritaria. Esta mayor circulación del covid-19 está provocando, además, de una explosión de nuevos contagios que personas que ya estuvieron infectadas lo vuelvan a estar. 

La provincia de Castellón también está registrando los positivos de personas que ya pasaron la infección en olas epidémicas anteriores, aunque se desconoce la cifra aproximada dado que la Conselleria de Sanitat no dispone de datos en este sentido. Sin ir más lejos el departamento de salud catalán sí puso días atrás el dato sobre la mesa. El 8% de los casos detectados en la comunidad vecina se dan en personas que ya lo han sufrido.

En solo 15 días, según datos del Instituto de Salud Carlos III, se sumaron 20.890 casos de infectados. Son más que los registrados desde el inicio de la pandemia hasta finales del pasado mes de diciembre. La mayoría presentan cuadros leves.

Dada la enorme contagiosidad de ómicron la farmacéutica estadounidense Pfizer aseguró esta semana que espera tener en marzo una nueva vacuna contra el covid-19 que mejore la protección contra esta variante. Sin duda, este nuevo avance científico puede ayudar a frenar la expansión del virus que está provocando una letalidad muy inferior a hace un año gracias a la amplia cobertura vacunal.

Una sanitaria administra una dosis de la vacuna contra la Covid-19. Eduardo Parra - Europa Press

Escape vacunal 

«La reinfección por ómicron es una consecuencia previsible porque la vacuna presenta un escape importante frente a esta variante, aunque las infecciones son normalmente leves», explica el presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y Salud Pública, Juan Francisco Navarro. «Algunos estudios apuntan a que la protección de la vacuna frente a ómicron se sitúa entre el 30 y 50%, pero no cambia su eficacia y protege en gran medida si se habla de una infección grave», explica el experto, quien recuerda que la vacuna de Moderna protege mejor contra la variante detectada por primera vez en Sudáfrica.

«Si una persona está en contacto estrecho con un infectado por ómicron resulta muy difícil no infectarse de un modo leve, por eso es urgente acelerar la tercera dosis entre los colectivos de riesgo para evitar que puedan contraer la enfermedad y derivar en un cuadro más grave», indica el doctor Navarro, quien cree prematuro pasar a considerar el coronavirus como una enfermedad endémica similar a la gripe.

La variante Ómicron avanza rápidamente por el Viejo Continente Mediterráneo

Testimonios

«Esta segunda vez los síntomas son mucho más leves»

Pilar Esteller, maestra de Infantil, se ha contagiado de coronavirus por segunda vez. «Cuando me contagié la primera vez, en enero del año pasado, comencé teniendo congestión nasal como un resfriado normal y dolor de cabeza, pero a medida que pasaron los días apareció el malestar y me costaba respirar. Ahora los síntomas han sido mucho más leves». El primero en dar positivo fue su marido, luego sus hijos y la última ella, por lo que han tenido que ir enganchando cuarentenas. Informa A. Boix

«Por suerte no he contagiado a nadie en la residencia»

Isabel se contagió de covid en la tercera ola, hace un año, y sufrió complicaciones por la neumonía bilateral que le afectó y que le fue diagnosticada en el Hospital de Vinaròs. «Me vacuné de las dos primeras dosis en mayo y en junio. Ahora me tocaba la tercera dosis, pero al contagiarme tendré que esperar al menos un mes. En esta segunda ocasión, las dolencias han sido menos fuertes, aunque ha tenido fiebre, dolor de cabeza y muscular. Ella mismo se hizo el test al tener molestias. Informa A. Boix

«Por suerte no he contagiado a nadie en la residencia»

Victoria ya pensaba que había pasado el virus hace un año, pero ahora se ha vuelto a contagiar. El foco fue la reunión familiar de Nochevieja que se saldó con varios positivos. En su caso al haber contraído la enfermedad solo tenía una dosis y ahora en enero le tenían que poner la segunda en la residencia de mayores que trabaja. «Afortunadamente no he contagiado a nadie, me he confinado en mi habitación», explica esta joven de 29 años que sufre dolor de cabeza, picor de garganta y tos.

«La primera vez los síntomas fueron más severos»

Sergio García, vecino de Morella, también estuvo enfermo hace justo un año y ahora ha vuelto a contagiarse. Según destaca en la primera ocasión los síntomas de la dolencia fueron más evidentes y severos. «Entonces estuve dos días con mucha fiebre y bastante mal, por el contrario, ahora y con la pauta completa de vacunación, el virus se ha manifestado de forma radicalmente diferente con apenas síntomas». Su pareja dio positivo, se autoconfinó por precaución y en la prueba dio positivo. Informa J. Ortí.