Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Evolución de la pandemia de covid-19

Ómicron echa el freno en Castellón al ralentizarse el alza de contagios

La provincia está aún en máximos de positivos, pero la curva de crecimiento es cada vez menos pronunciada. El aumento se reduce un 28% pese a notificar Sanitat 19.155 nuevos casos en los últimos 7 días

Una castellonense recibe la dosis de recuerdo este lunes en La Pérgola de Castelló.

Los registros de contagios se encuentran todavía en niveles máximos de toda la pandemia en Castellón a consecuencia de la expansión de la variante ómicron, aunque el cómputo global por semanas arroja ya una ralentización de la transmisión del virus en la provincia al ir a menos el crecimiento de casos al comparar los periodos de 7 días.

La Conselleria de Sanitat informó ayer de 5.597 positivos confirmados por prueba PCR o test de antígenos a lo largo del fin de semana. Con ellos, desde el lunes pasado, 10 de enero, se contabilizaron un total de 19.155 casos en la provincia. Una cifra que, pese a batir el récord semanal, supone un crecimiento del 76,6% respecto a los 7 días anteriores, el menor auge en una franja similar desde finales de diciembre. Fue del 27 al 3 de enero cuando la expansión del virus fue mayor, al duplicarse, con un 104,9% más de afectados en Castellón, unos 6.134, frente a los 2.993 que contrajeron el virus entre el día 20 y 27.

En concreto, la pasada es la segunda semana de freno al virus. Del 3 al 10 de enero, el auge fue del 76,8% al pasar a 10.846 contagios de los más de seis mil mencionados antes. De esta forma, el virus sigue avanzando de forma importante en Castellón, aunque ya lo hace un 28% más lento que dos semanas antes. Esto implica que la curva de contagios tiende poco a poco a ser más horizontal y, al mismo tiempo, sitúe más cerca el pico de la ola actual y que remita la transmisión casi generalizada que se da en estos momentos en la provincia, con incidencias que en muchas de las localidades llegan a superar los 3.000 positivos por cada 100.000 habitantes, aunque será este martes cuando Sanitat actualice este balance por municipios.

Al día

Dejando de lado el indicador semanal, la provincia acumuló este lunes, desde la actualización del pasado viernes, 2.385 altas a personas recuperadas de la enfermedad y ningún nuevo deceso por el virus. De esta forma, desde el inicio de la pandemia Sanitat ha informado en Castellón de 103.283 contagios, 77.602 altas y 936 fallecimientos. Por su parte, el conjunto de la Comunitat Valenciana notificó ayer 34.774, también récord en un fin de semana, y 18.458 altas, además de ocho muertes, que corresponden a una mujer de 84 años y siete hombres, de entre 55 y 91 años.

En el conjunto del territorio valenciano se repite la misma tendencia que en Castellón, pues en este caso el crecimiento de la incidencia pasó la semana pasada a un 17%, frente al 32% que se dio en la inmediatamente anterior.

El descenso

Con los modelos epidemiológicos situando el pico de la sexta ola ya a la vista, queda por definir cómo se producirá la desescalada, pues existen dudas sobre si será tan acelerada como el año pasado, donde las restricciones provocaron que en apenas un mes se pasara de riesgo extremo a medio --o incluso bajo en algunos puntos--, o si por el contrario se requerirá una espera mayor. 

No obstante, la tercera dosis de la vacuna frente al covid-19 es por ahora la principal, y casi única, herramienta de batalla frente a la pandemia. De cara a finales de esta semana los castellonenses que cuentan con esta inyección de recuerdo superarán el 40% de la población total de la provincia, con la estrategia inmersa en estos momentos en la franja de 40 a 49 años y pendiente de avanzar en breve a los treintañeros, en especial en las áreas rurales, cuyas características facilitan la inoculación a los residentes.

La presión hospitalaria también es otro de los indicadores a seguir de cerca. Ayer en la provincia se produjo un cierto repunte de las personas hospitalizadas en planta, hasta llegar a las 241, aunque las internas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se mantienen estables en 26, entre los diferentes centros sanitarios. Dos datos que distan mucho aún de los que se dieron hace ahora un año, cuando se llegaron a los 460 ingresados al mismo tiempo y los 60 en las UCI, con una incidencia hasta diez veces menor. En toda la Comunitat son 1.699 las personas ingresadas, con 577 en Alicante y 881 en Valencia. Del total, 198 lo están en las UCI.

La presión asistencial recae especialmente en estos momentos en la atención primaria, con largos plazos de espera ante la gran demanda por el carácter más leve de la enfermedad.

La modificación del protocolo de vacunación que reduce el tiempo de espera entre la segunda y la tercera dosis a cinco meses hará que esta semana la Conselleria de Sanitat habilite también el punto de inmunización de La Pérgola el martes y jueves para citar a personas de los grupos de edad de 40 a 59 años que se encuentren en esta situación. Este lugar ya estuvo operativo ayer dedicado a la recitación de personas de estas mismas cohortes que no pudieron acudir cuando recibieron el primero o incluso el segundo SMS, mientras que el viernes será el turno de primeras y segundas dosis sin cita previa. El hospital de campaña del General abre hasta el jueves para refuerzos. 

Compartir el artículo

stats