Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una nueva etapa para el PSPV en Castellón

Samuel Falomir, el vencedor de las primarias socialistas, afronta un largo e intenso camino a partir de ahora

Falomir, en el centro, arropado por Tania Baños, Virginia Martí, Rocío Ibáñez y Xaro Miralles, en campaña.

Samuel Falomir ya es el secretario provincial electo del PSPV en Castellón desde que venciera en las primarias del pasado domingo. Ahora comienza una nueva etapa en el partido que solo podrá liderar con mucho trabajo y no pocos obstáculos. La primera fase del largo camino es llegar al congreso del próximo 5 de enero en Benicarló, para activar después la clave preelectoral al mismo tiempo que toma medidas para hacerse con el control de una Diputación hecha a medida de su predecesor, Ernest Blanch.

Formar la ejecutiva

Dos semanas y media es el tiempo del que dispone Falomir para conformar una ejecutiva provincial del PSPV que debe ratificarse en el congreso del día 5. La que elija saldrá adelante con toda probabilidad, ya que los votos solo pueden ser a favor o abstenciones. El reto es lograr diseñar una dirección provincial que un partido fracturado en dos como es el socialista de Castellón avale de forma explícita y mayoritaria.

El núcleo duro

Para hacer este trabajo, el nuevo secretario general y alcalde de l’Alcora, quien ha anunciado que lo hará partiendo de consultas con las agrupaciones locales y con los alcaldes y alcaldesas que no lideran también el partido, como es el caso, por ejemplo, de Amparo Marco en la capital; Guillem Alsina en Vinaròs, o Merche Galí en Almassora, contará con su núcleo duro de colaboradores. Sobre todo, son los secretarios comarcales Adrián Sorribes, Joan Morales y Evaristo Martí; las alcaldesas Tania Baños, Rocío Ibáñez, Xaro Miralles, Maria Josep Safont y Ana Besalduch; así como el diputado estatal Germán Renau. 

La clave electoral

Una vez que pase la renovación de cargos internos en el cónclave de Benicarló, urge activar el trabajo preelectoral cara a las elecciones del 2023. El propio Samuel Falomir tiene que claro que la primera tarea que llevará a cabo es la de reunirse con los responsables socialistas de los municipios clave cara a los comicios, sobre todo para ganar la Diputación: Onda, Benicàssim, Nules, Moncofa y Segorbe. Los plazos corren y quedará poco más de un año antes de que lleguen las urnas.

El control de la Diputación

En paralelo, una tarea compleja será la de coser el partido con una Diputación que sigue en marcha con el modelo de Blanch, es decir, en manos de sus seguidores, incluido el presidente José Martí. Falomir podría intentar que se hagan cambios en el actual equipo de asesores, modificando funciones, e hilar muy fino para tomar el control.

Compartir el artículo

stats