Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

COMPARECENCIA DE LA CONSELLERA DE SANITAT

Los hospitales de Castellón evitan la saturación con un 60% menos de pacientes en UCI

Barceló llama a la tranquilidad y Puig augura que el pico de casos será esta semana. El president avanza que trabajan en fijar los puntos de revacunación para los treintañeros

La consellera de Sanitat, Ana Barceló, durante su intervención ayer en la Diputación Permanente de Les Corts.

La variante ómicron «no se ha traducido en una saturación de los hospitales», pues hace un año en la Comunitat Valenciana había 505 personas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), por las 198 que hay ahora, un 60% menos, dato también extrapolable a la provincia de Castellón, que alcanzó en la tercera ola los 60 pacientes críticos, frente a los entre 25 y 28 entre los que oscilan estas unidades en la provincia durante las últimas jornadas. 

Así lo defendió la consellera de Sanitat, Ana Barceló, en su comparecencia en la Diputación Permanente de Les Corts para explicar la evolución de la pandemia, sobre la que señaló que «es evidente que el aumento de los contagios se está traduciendo en importantes tensiones en nuestro sistema sanitario, especialmente en la atención primaria», aseguró la dirigente autonómica.

No obstante, sin dejar de lado la prudencia, Barceló quiso lanzar un mensaje de tranquilidad porque la sexta ola «nada tiene que ver con la de hace un año». En esta línea aportó que los casos registrados desde el 14 de diciembre, cuando se detectó el primer contagio de ómicron en la Comunitat, suponen ya el 32,4% desde el inicio de la pandemia. Pese a ello, ahora permanecen ingresadas en planta en hospitales valencianos 1.699 personas, frente a las 3.829 que había hace un año. «Hay que mantener la cautela y seguir muy de cerca la situación en nuestros hospitales que, dentro de la complejidad es estable», añadió.

La curva de casos

De hecho, el president de la Generalitat, Ximo Puig, indicó que esta misma semana «se podría producir el techo de contagios y en una o dos el punto límite de hospitalizaciones».

«Estamos observando siempre lo que dicen los modelos y lo que pasa en otros países», comentó el jefe del Consell y agregó que ómicron «es muy contagiosa y al mismo tiempo con una letalidad y capacidad de hacer daño y generar hospitalizaciones más baja».

«No se trata de relativizar las cifras ni decir que estamos en un proceso de gripalización, pero hay consecuencias menos letales y negativas», defendió el president.

Tanto Barceló como Puig coincidieron en que este escenario se da gracias a la vacunación. La consellera de Sanitat recalcó que de cada 100.000 personas no vacunadas, 28,6 han ingresado en UCI, frente a las 2,9 entre las que sí cuentan con la inyección del suero frente al virus. Y es que los no vacunados tienen 10 veces más riesgo de acabar en una UCI que los no vacunados y seis veces más de fallecer por covid, tal y como apuntan los datos aportados por Ana Barceló en Les Corts.

Dosis de recuerdo

Dentro de la apuesta por la vacunación, Puig avanzó ayer que se están ultimando en estos momentos todos los espacios para la administración masiva de los nuevos grupos de edad. Los treintañeros serán los próximos en ser llamados, pues todo apunta que la Conselleria de Sanitat, de cumplirse la previsiones más favorables, podría empezar a citar ya a este colectivo a partir de la semana que viene en algunos departamentos de salud.

«El proceso de vacunación ha cambiado sustancialmente porque a partir de los 18 años se aconseja la tercera dosis, por eso se plantea una nueva etapa en la vacunación masiva en la Comunitat Valenciana», explicó Puig sobre la estrategia que están abordando desde el Consell. 

Sin médicos para contratar pese a la tensión en primaria

La consellera de Sanitat, Ana Barceló, defendió también en su comparecencia la gestión para atajar la situación que atraviesa la atención primaria ante el colapso derivado del efecto de ómicron y defendió sobre las posibilidades de incorporar personal que «las bolsas están vacías. No hay un solo médico de Primaria y solo cuatro enfermeras en la bolsa de un departamento, que serán contratadas».

Al mismo tiempo, Barceló sacó a relucir las diez medidas aplicadas «diseñadas para reforzar y agilizar el trabajo en los centros de atención primaria, con el fin de aliviar este nivel asistencial». En concreto, desde el departmento autonómico apuntaron que han acometido la readaptación de la estrategia de gestión de casos, la prórroga de los tratamientos crónicos durante dos meses, la posibilidad de tramitar en un mismo acto el alta y la baja laboral para siete días de forma telemática o la colaboración con oficinas de farmacia y laboratorios en el registro de positivos. También destacaron la prórroga de las 6.656 plazas de refuerzo de personal por el covid-19, pese a las dificultades esgrimidas por Barceló para encontrar médicos. Además, apareció sobre la mesa la próxima renovación del programa de autoconcierto en primaria para compensar las horas extra, la notificación por SMS de los resultados de pruebas diagnósticas, el despliegue de puntos estables de toma de muestras o el traslado del proceso de vacunación infantil a los propios colegios.

Por otro lado, la consellera manifestó que próximamente se anunciará la nueva Estrategia Valenciana de Atención Primaria y Comunitaria, a partir del acuerdo estatal. I. C. / v. s.

Compartir el artículo

stats