Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

HABRÁ DENUNCIA

Boicot a la batida de jabalís en el Desert de les Palmes

Una persona se ha situado en plena zona de caza y ha obligado a suspender la actividad programada «porque lo primero es la seguridad»

Imagen de archivo de una batida de jabalís en Castellón. MEDITERRÁNEO

Una única persona ha boicoteado y obligado a suspender la batida de jabalís prevista para hoy en el parque natural del Desert de les Palmes, en el término de Cabanes. Así lo ha confirmado la Federación de Caza de Castellón y el Club de Caza organizador de la actividad. Apenas 20 minutos después de iniciarse, algunos de los más de 40 cazadores participantes han divisado a un individuo que se ha situado en plena área restringida lo que ha llevado a la cancelación, «porque lo primero es la seguridad», como ha remarcado el presidente de la Federación, Pablo Molina.

La de hoy era la primera de las tres batidas «solicitadas y autorizadas por la Generalitat» en el parque, según inciden desde la Federación, para controlar la población de jabalís. Según ha podido saber Mediterráneo, la persona identificada por el Seprona —que estaba presente en la zona acotada para velar por el correcto desarrollo de la actividad—, es conocida por los cazadores por su oposición a la práctica cinegética. Si bien ha conseguido su objetivo, pues la batida no se ha retomado tras la intervención de la Guardia Civil, desde la Federación advierten que su acción «tendrá consecuencias», porque van a iniciar las gestiones necesarias para denunciar lo sucedido y llevar el boicot a los tribunales.

Intervención del Seprona

Han sido los agentes del Seprona los que han dado la orden de salir del área acotada, según precisa Molina. En ningún momento los cazadores han tenido contacto alguno con la persona que ha impedido el desarrollo normal de la jornada. De hecho, el presidente de la Federación ha remarcado que su seguridad ha estado garantizada en todo momento, porque «en cuanto los compañeros lo han visto han descargado las armas, como siempre se hace en circunstancias así, por lo que en ningún momento ha existido el riesgo de que se produjera un percance», a pesar de la incursión inesperada en zona restringida de caza. Pablo Molina ha incidido en que los miembros de la agrupación que preside participan en charlas en las que se recalca que esa debe ser siempre la respuesta ante la presencia de cualquier persona que se salte la señalización y las indicaciones que se establecen para evitar cualquier riesgo en las actividades cinegéticas controladas.

«Este tipo de boicots no llevan a nada y solo suponen un perjuicio colectivo

Pablo Molina - Presidente de la Federación Provincial de Caza

decoration

Molina remarca que este tipo de boicots «no llevan a nada», es más, «suponen un perjuicio colectivo», en especial para las personas que tienen explotaciones agrícolas en la zona y que en diversas ocasiones han denunciado los daños que los jabalís provocan en sus plantaciones. El presidente de la federación insiste en que en el parque natural del Desert de les Palmes «hay mucho jabalí, incluso cazándolo». La suspensión de la batida «supone que van a seguir ahí, provocando daños agrícolas, pero también siendo una amenaza, porque al haber tantos aumenta el peligro de tener un accidente». Molina lamenta que la acción «de una única persona, lo que va a hacer es alargar las molestias a la gente que vive ahí».

Desde la Federación Provincial de Caza confirman que, a pesar de lo sucedido hoy, van a mantener las dos batidas programadas y autorizadas, y ya se ha gestionado la autorización para alguna más. Pablo Molina, ante todo, ha querido remarcar que han sido solicitadas y consentidas por la Generalitat.

Compartir el artículo

stats