Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

La Administración gana 6.200 trabajadores en un año en Castellón

El sector público ya paga casi 38.000 nóminas en la provincia

Varias funcionarias atienden a un ciudadano. El empleo público no deja de crecer en Castellón.

La ocupación no crece en Castellón al mismo ritmo que lo hace en España o en el conjunto de la Comunitat Valenciana y, si embargo, la máquina de generar empleo público está más engrasada que nunca. Y los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) así lo constatan: en 2021 la nómina de profesionales que trabajan para alguna Administración no ha parado de engordar, hasta cerrar el año con 37.900 ocupados en el sector público, 6.200 más que en 2020. O lo que es lo mismo: cada mes 516 trabajadores han entrado a formar parte de un ayuntamiento, una Conselleria o el Estado.

De los 239.400 ocupados que se registraron en la provincia al cierre del 2021, un total de 200.500 eran asalariado y, de esos, 162.600 trabajaban para el sector privado (el 81%). Pero lo llamativo de la estadística es que mientras que el empleo en la empresa privada cayó en 6.100 profesionales en Castellón a lo largo de todo el ejercicio, las administraciones tiraron de las contrataciones. Nada menos que la cifra de trabajadores cuya nómina depende de la administración roza ya los 38.000, un crecimiento que se explica por el alza de las contrataciones en actividades como la sanidad o la educación, que como consecuencia del nuevo escenario surgido con la pandemia del coronavirus han visto reforzar sus plantillas.

Empleo temporal

En Castellón la Administración ha creado algo más de 6.000 empleos en los últimos doce meses y en el conjunto del territorio nacional han sido 96.400. No obstante, los sindicatos alertan de que la inmensa mayoría del empleo público generado es precario. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamentó ayer que el 67% de los puestos de trabajo creados por las distintas administraciones a lo largo de 2021 son de carácter temporal. «La EPA muestra que en el último año se realizaron en el conjunto del país 64.700 contratos temporales, fundamentalmente en las comunidades autónomas, de las que dependen ámbitos como la educación o la sanidad», señalaron desde el sindicato, al tiempo que subrayaron que el 30,9% de los empleaos públicos se encuentra en situación de temporalidad, un porcentaje 11,6 puntos por encima del sector privado.

La temporalidad afecta de pleno a los trabajadores de la administración pero quienes cobran una nómina de la empresa privada tampoco escapan de ella. En Castellón, 53.400 de los 200.500 asalariados tiene una contrato con fecha de caducidad, 4.400 más que al cierre del 2020. En cambio, los profesionales con empleo indefinido han pasado de 151.300 a 147.100 en un año. 

Compartir el artículo

stats