Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SOCIEDAD

Otro año más con camiones-cuba en Castellón : la sequía pone en alerta a la Diputación

Ignasi Garcia se reúne con los alcaldes del interior y augura una situación "difícil" en primavera

El pantano de María Cristina, en l'Alcora, se encuentra al 11,2% de su capacidad.

La falta de lluvias desde otoño se ha acentuado en las últimas semanas y obliga de nuevo a mirar al cielo en espera de unas precipitaciones que eviten que las restricciones de agua se generalicen a partir de la próxima primavera. Las alarmas empiezan a encenderse, sobre todo en los municipios del interior de la provincia, lo que ha obligado a la Diputación a preparar el plan de emergencia hídrica para que localidades de els Ports o el Alt Maestrat no tengan problemas de desabastecimiento.

El déficit hídrico por el que atraviesa la provincia, donde en los últimos tres meses apenas ha llovido el 10% de lo que es habitual en esa época del año, preocupa y no poco a Ignasi Garcia, diputado de Ciclo Integral del Agua, quien en los últimos días ha mantenido reuniones con alcaldes y concejales de varias localidades del interior para analizar el problema. «La situación puede llegar a ser terrible. Si en las próximas semanas no llueve en abundancia vamos a tener dificultades», explica el diputado de Compromís, quien avanza que desde la institución provincial ya ha empezado a preparase para poner en marcha medidas como el abastecimiento a través de camiones-cisterna.

Los principales problemas en el interior se sitúan en municipios como Vilafranca, Culla, Vistabella, Benafigos y Xodos, y estas últimas cuatro localidades conforman lo que se conoce como zona cero de la falta de recursos hídricos. «En Vilafranca, el pozo Llargueres está cien por cien operativo durante el próximo mes de abril, mientras que en Xodos se está pendiente de finalizar el depósito de agua con una capacidad de 1.000 metros cúbicos», apunta Garcia. Por su parte, en Benafigos se está pendiente de que la Dirección General del Agua, que depende la Conselleria de Agricultura y Medio Rural, de permiso para empezar las obras de un pozo con el que se abastacerían las cuatro localidades de l’Alcalatén.

Plan director del agua

La Diputación se prepara para el peor de los escenarios y considera que el Plan Director del Agua es más necesario que nunca. Se trata de una red con una alta capacidad de transporte y de flujo bidireccional que, una vez esté en marcha, permitirá el reparto de agua hacia todo el territorio provincia. «Hay que acelerar su puesta en marcha y es fundamental que se impliquen administraciones como el Estado y la Generalitat», defiende Ignasi García. De hecho, la institución provincial busca arrancar al Gobierno central una financiación de 206 millones de euros para sufragar las inversiones. 

Compartir el artículo

stats