Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Director de Salud Pública en Castellón: «La bajada de contagios está en proceso de consolidación»

Escrig refrenda el descenso de la sexta ola y remarca la agilidad del plan de vacunación

El director de Salud Pública en Castelló, Carles Escrig. GABRIEL UTIEL BLANCO

Pronto cumplirá un año en el cargo marcado, sin duda, por la crisis sanitaria del coronavirus. El descenso de la sexta ola y el importante avance en la vacunación le permiten tomar un cierto respiro a Carles Escrig, el director del Centro de Salud Pública de Castellón, que engloba a los departamentos de salud del Hospital General y al de la Plana. Este veterinario de profesión ocupa este puesto de gran relevancia ahora en pandemia después de haber sido inspector de Sanitat, director técnico sanitario de la Comunidad de Madrid como funcionario de carrera y técnico superior de Salud Pública de la Generalitat. 

-En los informes sobre la situación epidemiológica que elabora por provincias el Ministerio de Sanidad, Castelló es una de las provincias de España con una mayor incidencia acumulada. ¿A qué es debida esta situación?

- Ahora se observa claramente un aplanamiento de la curva y se vislumbra una bajada que está en proceso de consolidación. En algunas comunidades del norte de España el pico máximo lo tuvieron en las últimas semanas del año 2021, como Navarra. Nosotros lo hemos tenido ahora, un mes más tarde, y esto puede deberse a que las temperaturas frías vienen antes en el norte España que aquí, y esto favorece las relaciones sociales en espacios cerrados y frecuentemente mal ventilados.

-¿Cuándo cree que será totalmente visible el descenso de esta sexta ola?

- Parece observarse una bajada durante una semana (la semana epidemiológica número 5 del año 2022). En otros puntos del país la bajada es continuada y bastante rápida, pero debemos recordar que estamos por encima del doble del pico de la segunda ola más alta después de esta.

El director de Salud Pública en Castelló, Carles Escrig. GABRIEL UTIEL BLANCO

-¿Considera que será esta sexta ola la última de gran envergadura que se vivirá durante esta pandemia del coronavirus?

-Probablemente no. Estamos viendo que la vacuna no evita el riesgo de contagio, a pesar de que lo disminuye. Además, la cepa circulante parece que puede volver a contagiar, aunque sea en formas muy leves o asintomáticas. Debemos recordar que esta pandemia del coronavirus Sars-Cov-2 es una nueva enfermedad y es posible que pueda haber nuevas cepas que muten y provoquen nuevas olas, pero cada día sabemos más de la epidemiología, del diagnóstico y tratamiento de este virus, por todo ello estamos mejor preparados para enfrentarnos a ella.

-Los centros de salud están ya notando una menor carga asistencial al haber menos contagios que las pasadas semanas.

-La atención primaria de Castellón ha sacado músculo para hacer frente a la alta incidencia de esta ola, pero viene demostrando su potencial durante toda la pandemia y, de forma especial, en la vacunación. Sin el personal que trabaja en los centros de salud no hubiera sido posible llegar a los actuales niveles de cobertura, que se sitúan en torno al 99% de la población mayor de 12 años y con una incidencia de la mortalidad y morbilidad notablemente menor. Recordemos que somos la segunda región de España con menor exceso de mortalidad por todas las causas. Esto evidencia el buen trabajo de los tres estratos del sistema: Salud Pública, atención primaria y atención hospitalaria.

"Sin el personal que trabaja en los centros de salud no hubiera sido posible llegar a los actuales niveles de cobertura, que se sitúan en torno al 99% de la población mayor de 12 años"

Carles Escrig - Director de Salud Pública en Castelló

decoration

-Esta semana ya se ha empezado a administrar la tercera vacuna a los menores de 20 años. ¿La dosis de refuerzo en la provincia parece ir más ágil que en el conjunto de la Comunitat Valenciana?

-Sí. Viene ocurriendo desde que comenzamos la vacunación hace ya más de un año. En un centro de especial dificultad por el gran tamaño, la considerable población administrada, y, especialmente, por la dispersión geográfica la clave ha sido la estrecha colaboración con todas las administraciones. La manera de trabajo es, en primer lugar, tener las dosis necesarias aseguradas y distribuidas por el Centro de Salud Pública de Castelló en colaboración con la Diputación de Castellón y diez ayuntamientos (Burriana, Almassora, Moncofa, Nules, Onda, Vila-real, la Vall d’Uixó, Benicàssim, Orpesa y l’Alcora). Una vez distribuidas, en las zonas con menor densidad de población resulta más sencillo inocular estas vacunas, a pesar de que es más complicado distribuir estos fármacos. En las zonas urbanas es más difícil hacer este trabajo por la gran carga asistencial en horario laboral, por lo que en los dos departamentos de salud del Hospital General y de la Plana se ha optado por los puntos de vacunación masiva en los que el rendimiento es muy alto. Otro gran logro de gestión ha sido el punto de inoculación del centro comercial Salera, en el que cada viernes se han podido vacunar cientos de personas, la mayoría de ellas primeras dosis que se estaban escapando de los circuitos habituales.

srios@epmediterraneo.com DAVID GARCIA FERNANDEZ

-Dentro de unas semanas se cumplirán dos años del estallido de la pandemia. ¿Qué valoración hace de todo lo ocurrido?

-Hemos vivido una pandemia que para muchos de nosotros era inimaginable. Durante el primer año, vivía y trabajaba en Madrid, lugar donde la pandemia golpeó con especial agresividad. He visto mucho miedo, principalmente, por la falta de conocimiento y evidencia científica, que impide la correcta información a la ciudadanía. Hemos visto una gran cantidad de problemas y flecos pendientes de pulir en los sistemas sanitarios y una alta mortalidad en colectivos vulnerables, como los ancianos de nuestras residencias, pero, afortunadamente, en un año tuvimos unas vacunas efectivas y muy seguras que nos han permitido salvar muchas vidas. Ahora tenemos que mejorar los sistemas de información y continuar aprendiendo del comportamiento del virus.

Escrig cumplirá pronto un año en el cargo como máximo responsable de Salut Pública en Castelló. GABRIEL UTIEL BLANCO

-¿Estamos más preparados que antes para otra pandemia? ¿Hemos aprendido de los errores?

-Sí. Sin duda. Tenemos unas vacunas efectivas que evitan casos graves de la enfermedad, conocemos mejor el comportamiento del virus y tenemos ya un tratamiento específico. Ahora debemos ser capaces de analizar los errores cometidos y corregirlos. Esperemos tener pronto una nueva vacuna que cree anticuerpos neutralizantes para evitar por completo la probabilidad de contagio y que la memoria inmunológica sea lo más duradera posible. Además, es importante el precio de esta vacuna, pues para terminar con la pandemia debe poder llegar a toda la población mundial. Si el virus continúa circulando a un alto nivel por otros países en vías de desarrollo, continuará teniendo alta probabilidad de mutación. 

"Esperemos tener pronto una nueva vacuna que cree anticuerpos neutralizantes para evitar por completo la probabilidad de contagio y que la memoria inmunológica sea lo más duradera posible"

Carles Escrig - Director de Salud Pública en Castelló.

decoration

-¿Es usted partidario de empezar a medir la evolución del coronavirus como se hace con la gripe?

-Es una enfermedad pandémica que no está controlada a nivel planetario. Puede que, en Europa y los países más desarrollados, podamos afrontar el covid como una patología estacional similar a la gripe en el futuro y dependiendo de las posibles mutaciones, pero ahora no estamos preparados.

Compartir el artículo

stats