Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La queja de una camarera de Castellón: "En la hostelería parece que el salario mínimo no existe"

La joven asegura que está "cansada de trabajar desde las 10 de la mañana hasta las 2 de la madrugada por una miseria y sin contrato", y ya busca empleo en otros sectores

Mensaje recibido por una camarera cuando preguntó por una oferta laboral esta misma semana en Castellón.

Prefiere mantener el anonimato para no cerrarse las puertas en el sector de la hostelería de Castellón, pero está desesperada por la situación laboral en la que se encuentra y ha puesto en conocimiento de este periódico las múltiples estafas a las que se ha visto sometida como camarera. La última, una ‘oferta’ de trabajo de 48 horas semanales a cambio de 750-800 euros. Cuando la víctima preguntó a la empresa por el salario mínimo actual, que se subió recientemente a mil euros, la contestación fue la siguiente: “Es lo que hay”.

Denuncia la protagonista de esta historia que esta respuesta es más habitual de lo que pudiera parecer: “Es el día a día de un camarero en Castellón. De diez, siete te contarán cosas parecidas”. Añade que bajo su punto de vista “falta control por parte de las autoridades”, pues las triquiñuelas para regatear la legislación vigente son muy comunes: “He llegado a trabajar con un contrato de una hora a la semana y empezaba a las 10 por la mañana y acababa a las 2 de la madrugada. Te dan una miseria y después cuando te echan no tienes paro”.

‘Mediterráneo’ ha tenido acceso a la conversación de la última oferta rechazada por la joven, que comienza como se aprecia en la imagen que acompaña este artículo ofreciendo un trabajo de 6.30 a 14.30, o de 14.30 a 22.30, por 750/800 euros, con solo un día libre a la semana, pese a que el salario mínimo quedó fijado recientemente en los 1.000 euros brutos en 14 pagas, o los 1.166,6 euros brutos en 12 pagas. “Entiendo que al empresario le cueste llegar a esas cifras, pero si no lo pueden pagar que se quejen o que vayan de cara porque parece que el salario mínimo no exista en hostelería”, lamenta. 

Cansada de trabajar “por cinco euros la hora o menos” reconoce que ya está buscando empleo en otros sectores: “Estoy buscando por ETT, que al menos pagan lo que prometen. Ya me da igual en una fábrica o en un almacén, lo que quiero es trabajar y que no me tomen el pelo”. Y es que asegura que al margen del fraudulento contrato laboral “después tienes que estar sola o con una compañera atendiendo 50 mesas o más, limpiándolo todo, preparando cafés, comidas… es imposible”. 

Como conclusión, esta camarera que prefiere mantener el anonimato dice que se le ponen los pelos de punta cuando empresarios denuncian la falta de trabajadores: “Lo que no hay son esclavos. Estamos en el siglo XXI y no estamos dispuestos a trabajar de lunes a domingo cobrando en negro”.

Recuerda que si quieres ponerte en contacto con ‘Mediterráneo’ para enviar una información, fotografía o vídeo relevante de la provincia de Castellón puedes hacerlo escribiendo un mensaje privado al perfil oficial del periódico en Facebook, Instagram y Twitter; pudiendo escribir también al correo electrónico rfabian@epmediterraneo.com, o si es más cómodo vía whatsapp, en el número de teléfono 680558577.


Compartir el artículo

stats