Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PREPARATIVOS PARA LA EXTRACCIÓN EN LA LOCALIDAD DE ESTERCUEL

Pamesa acondiciona la nueva mina de Teruel tras obtener los permisos

El alcalde confirma los primeros contactos para contratar a vecinos de la zona

La nueva mina de arcilla del Grupo Pamesa está situada muy cerca de la localidad turolense de Estercuel.

El grupo Pamesa reducirá a partir de este año su dependencia de materias primas del exterior gracias a la mina de arcillas blancas que explotará en la provincia de Teruel. Tras haber obtenido la aprobación del plan por parte de la Dirección General de Energía y Minas de Aragón, ya se están realizando tareas de acondicionamiento de la zona, para que dentro de poco tiempo se lleven a cabo las labores de extracción con destino a esta industria cerámica.

La mina Elena se encuentra entre varias localidades. Joaquín Lahoz es el alcalde de una de ellas, Estercuel, quien confirma que ya hay personal de Pamesa para llevar a cabo estas actuaciones previas. Además, «ya están en conversaciones con trabajadores de la zona para ocupar los puestos de trabajo que se necesitarán en la mina», añadió el primer edil. 

Uno de los compromisos alcanzados con el grupo fue que, en igualdad de condiciones, «habrá preferencia para los de nuestros municipios», destacó Lahoz, con el objetivo de evitar el despoblamiento, un riesgo que tanto en Estercuel como en los pueblos de Gargallo y Cañizar de Olivar se acrecentó cuando se cerró una explotación de carbón, hace menos de dos años, por lo que la propuesta procedente del grupo Pamesa se vio como una oportunidad para contratar a mineros en paro.

Plantilla

Según destacó el grupo azulejero, Elena supondrá la creación de 75 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, en Teruel. Está previsto que cada año se extraigan 600.000 toneladas anuales de arcilla por un periodo de explotación de 23 años. Existe el plan de que haya una base de camiones para transportar el material a las plantas de producción, aunque en estos momentos no hay suficientes casas disponibles en Estercuel, de 210 habitantes, para los conductores. 

Lenta tramitación en la Comunitat

El alcalde de Estercuel señaló que los trámites para que Pamesa pudiera contar con esta mina «se hicieron en algo menos de dos años». Una agilidad que contrasta con la lentitud que sufren aquellos que piden una autorización en la Comunitat Valenciana. El presidente del grupo Pamesa, Fernando Roig, ya manifestó su malestar por los ocho años que llevan de trámites en una explotación solicitada en la localidad de El Puig, mientras que la Federación de la Industria extractiva de la Comunitat Valenciana (Fiecova), señaló recientemente que los procesos burocráticos suelen alargarse hasta diez años. Muestra de ello es que en Castellón solo se ha autorizado una nueva mina de arcilla en la última década, después de superar numerosos avatares en el proceso.

El motivo para agilizar la tramitación en la instalación de Teruel, tal y como detalló el primer edil, tiene que ver con la necesidad de recolocar al máximo número posible de personas que habían quedado sin trabajo, debido al cierre de la mina de carbón.

Compartir el artículo

stats