Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

La siniestralidad laboral no da tregua en Castellón con 25 accidentes al día

Durante el último año se han registrado 7.871 siniestros y han muerto 15 trabajadores

La construcción es el sector donde se producen accidentes más graves.

Ocurrió el pasado mes de septiembre. Un trabajador de tan solo 23 años fallecía en una fábrica de azulejos de Onda tras quedar sepultado en un silo. En marzo, en esa misma empresa, otro operario moría después de que uno de sus brazos se enganchara a una máquina y fuera atrapado por una cinta transportadora. Otros tuvieron más suerte. En noviembre, un trabajador de 47 años resultó herido tras caer de una altura de diez metros en la Ciudad del Transporte de Castelló y un mes antes, en Benicarló, un montador de paneles solares se precipitó desde el techo de la empresa donde estaba instalando las placas. Son solo algunos ejemplos recientes que ilustran un fenómeno, el de la siniestralidad laboral, que en la provincia sigue mostrando su peor cara. Porque los accidentes, lejos de decrecer, han vuelto a desbocarse.

Los últimos datos publicados por el Invassat, el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo son demoledores. Cada día del año pasado (la estadística recoge las cifras de diciembre del 2020 a noviembre del 2021) una media de 25 personas sufrieron un accidente laboral en Castellón. Y lo más dramático de todo es que durante todo el año 15 profesionales perdieron la vida en el lugar donde debían ganársela. 

Que en la provincia se contabilizaran durante el año pasado casi 7.900 siniestros laborales con baja en jornada de trabajo supone un aumento del 22,2% respecto al mismo periodo del año anterior, un ejercicio muy atípico debido a la pandemia y en el que pudo haber bastante subregistro en los datos oficiales. Y las muertes en el tajo se duplicaron (15 durante el 2021 frente a las 7 del 2020).  

Pero si se comparan las cifras del 2021 con las del 2019, cuando el covid aún no había irrumpido, la conclusión es que la siniestralidad laboral sigue desbocada. En 2019 se registraron 270 accidentes menos y ese año la cifra de fallecidos se elevó a 11, cuatro metros que el pasado ejercicio.

Más siniestros en agricultura

La curva ascendente se repite en prácticamente todas las comarcas de Castellón y en todos los sectores económicos, aunque la agricultura se lleva la palma. Del 1 de diciembre del 2020 y hasta el al 30 de noviembre 2021, la tasa de incidencia de accidentes con baja en jornada de trabajo fue de 3.348,7 casos por cada cien mil trabajadores, pero en el caso de sector primario el índice se disparó a 7.458,3. La construcción, con 6.155,5 siniestros laborales por cada cien mil trabajadores protegidos, se sitúa como la segunda actividad con más accidentes, seguida de la industria (5.115,6) y los servicios (2.236,8), siempre según las estadísticas del Invassat. 

La agricultura es la actividad económica con más siniestralidad, pero en el caso de los accidentes graves las cosas cambian. En Castellón, el índice de incidencia de este sector es nulo mientras que la lista la encabeza la construcción (86,8), seguida de la industria (40,7) y los servicios (8,8). 

La siniestralidad sigue al alza y la situación preocupa tanto a la administración como a los sindicatos. Albert Fernández, secretario general de CCOO en Castelló, reconocía recientemente la necesidad de dar un «toque de atención», y achacó el alza a «una relajación en la aplicación de las medidas de seguridad por parte de los trabajadores» y una menor inversión de las empresas. 

Compartir el artículo

stats