Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MEDIO AMBIENTE

Las tiendas de mascotas de Castellón cargan contra la nueva ley de protección animal: "De los peces no se puede vivir"

Denuncian la incertidumbre y piden que no se prohíba vender hámster, conejos, tortugas o canarios

Rincón de la Mascota, de l’Alcora Javier Nomdedéu

Preocupación máxima. Es el sentir general de los propietarios de las tiendas de mascotas de la provincia en torno a la futura ley de protección animal, que amenaza con terminar con la venta de mascotas en este tipo de establecimientos, salvo los peces. 

Venta de accesorios

«En este momento, tal y como está la provincia de Castellón de la acuarofilia no se puede vivir; quizás en otras capitales como en Barcelona sí, pero aquí no», señalan desde Mundo Animal, en Onda, quienes explican que la imposibilidad de vender aves o roedores conllevará que no se demanden jaulas o accesorios, que es lo que realmente les afectará.

 «No sé si el veto nos implicaría el cierre, pero, desde luego no nos vendría bien», añaden desde el Rincón de la Mascota, de l’Alcora, que además de accesorios y alimentos, tiene pájaros pequeños, como canarios o periquitos.

Más control a particulares

Pajarería Esparza, de Castelló, es un establecimiento familiar con medio siglo de historia. «Era de mi abuelo, que tenía una gran afición a las aves», señala su responsable Laura, quien se muestra en contra de esta prohibición: «Si se controlara tanto a los particulares como se hace con los comercios...», señala, para añadir, «no voy a poder vivir solo de los peces». A su juicio, las tiendas deben someterse a unos requisitos legales, a unos pagos y vigilancias y debería mirarse a todos por igual. «¿Por qué no hay un mayor control a los particulares para reducir el abandono?», se pregunta. Además, denuncia la incertidumbre y añade que cada vez se pueden poner menos especies a disposición del público.

Toros y hámsters

«Cuando venga una familia joven y quiera enseñar a sus hijos los valores de respeto, responsabilidad con los animales no podrá tener acceso a un hamster, un conejito, perro... Que puedas vender un pez y no un hamster, cuando una pez no se puede tocar... Pone en peligro nuestra subsistencia. No tiene sentido. Me parece fatal que un caballo no pueda salir de romería y sí maltratar a toros», indicó Vilma, desde Amiguito en Castelló, a quien la norma le parece «fatal».

Sin rigor

Por su parte, José María, de Pajarería Castillo, considera que la nueva regulación no tiene rigor científico, ya que propone la esterilización obligatoria de todo animal, poniéndolos en riesgo.

Asesoramiento

Asimismo, José María Castillo niega que las tiendas propicien la venta impulsiva: «Yo proporciono un buen asesoramiento», añade. Hace una década que no vende perros y gatos, pero sí canarios, que es una tradición en Castellón--. También objeta que harán inviable la cría de animales como aves o reptiles a pequeña escala por los requisitos y los costes que supone. 

Sacrificio cero

Por contra, desde los servicios de recogida de animales abandonados consideran que la nueva norma: «No nos afecta, desde hace un año aplicamos el sacrificio cero», señalan desde Sercoanimal.  

Compartir el artículo

stats