Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan ‘Convivint’ de la Generalitat está estancado, mientras la oferta particular en la capital va al alza

Auge de geriátricos privados en Castellón ante la falta de plazas públicas

El fondo belga Cofinimmo invierte 11 millones para construir otra residencia de la tercera edad gestionada por Solimar-Vivalto Group en un municipio de la provincia

La residencia de la tercera edad se ha proyectado en la calle río Adra, 42, de Castelló, próxima a Gran Vía y al polideportivo Ciutat de Castelló.

Movimientos en el sector de servicios a la tercera edad en Castellón. Mientras los proyectos de nuevas residencias públicas de la tercera edad para la provincia no ven la luz y la lista de espera de usuarios crece sin encontrar un hogar a precios más asequibles, la oferta privada no para de crecer. Un fondo belga, Cofinimmo, es el último que acaba de anunciar una inversión de 11 millones de euros para la construcción de un nuevo geriátrico privado en la capital de la Plana, que iniciaría este marzo para concluir en abril del 2024 y que constituye el tercer proyecto de estas características en poco tiempo. En Castelló, en julio de 2021, Orpea abrió su centro (cerca del hospital Vithas); y Clece Vitam (próximo al parque Ribalta), según las previsiones apuntadas ayer por la compañía, lo inaugurará «este verano», pues ahora está «en fase de equipamiento y a la espera de la autorización de la Conselleria».

Con esta nueva iniciativa, sumando los proyectos privados que van a ver la luz entre 2021 y 2024, en apenas cuatro años solo la capital sumaría unas 400 nuevas plazas para mayores --con la opción de que un porcentaje se convierta en concertado cuando la Generalitat saque la convocatoria--. 

Listas de espera y precios

El dinamismo del sector privado contrasta con el del departamento de Igualtat que dirige la vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra, pues los proyectos anunciados para mejorar la oferta de plazas públicas y aliviar la lista de espera de la ciudadanía no arrancan. Llama la atención que la residencia del fondo belga se ubicará en la calle río Adra (en el entorno de Gran Vía) y a escasos metros de la calle Onda, donde se prevé un geriátrico público, sobre un solar de 3.800 m2, con 10 millones de euros, prometido en 2016 por la Conselleria de Oltra y todavía pendiente.

Maqueta del nuevo geriátrico que gestionará Solimar en Castelló. Mediterráneo

Aterrizaje de nuevos inversores europeos en Castellón

Cofinimmo ha adquirido un solar en la calle río Adra, 42, en Castelló, para construir una residencia geriátrica de 5.600 m2. La inversión de terreno y obras ronda los 11 millones de euros. Jean-Pierre Hanin, CEO de Cofinimmo, indicó que con este proyecto reafirman «la expansión y renovación de nuestra cartera de propiedades dedicada al sector sanitario en Europa, y nos permite reforzar la colaboración iniciada en septiembre del 2021 con Vivalto Group en España». 

La residencia está prealquilada al operador Solimar, de Vivalto Group, por 25 años. El edificio tendrá eficiencia energética A, certificado excelente Breeam y párking con carga para vehículos eléctricos.


Desde la Asociación Autonómica Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes (Aerte), su presidente, José María Toro, recordó que «precisamente las dos últimas residencias abiertas en la Comunitat son privadas y en la provincia: una en Vinaròs (con 145 plazas, de L’Onada) y otra en Castelló (150, de Orpea)».

«Hace muchos años que no se construye una residencia pública. Es clave que la Administración concrete cuántas plazas va a poder construir y a partir de ahí con fondos europeos y colaboración público-privada crear las plazas necesarias para mayores», dijo Toro, quien alertó: «Tiene que haber más centros porque, si no, se va a producir un incremento de listas de espera y de precios». «Las propias empresas lo estamos advirtiendo, en detrimento incluso de sus intereses», agregó. 

Retrasos que torpedean las tramitaciones

Y aunque la iniciativa particular está tirando, cuenta con piedras en el camino como «la tardanza actual en conseguir las licencias y autorizaciones de funcionamiento. Sufren un retraso muy importante». Además, añadió, «urge que la Conselleria defina el nuevo modelo de residencias en la Comunitat (nº de plazas, superficie de habitaciones...). La situación de desconocimiento del nuevo marco regulatorio supone un freno». Como publicó Mediterráneo, Castellón cuenta con 109.102 mayores de 65 años y 3.300 plazas. Debería tener 5.455 ---según la OMS-- y 3.300 más para alinearse con la media estatal. 

Sant Mateu, en cabeza de diez proyectos ‘al ralentí’

El Plan Valenciano de Infraestructuras de Servicios Sociales (Pla Convivint 2021-2025) --presentado en abril del 2021 por la Conselleria de Igualdad-- prevé en Castellón, según cita en su web la Conselleria, construir una decena de infraestructuras. Solo residencias: en Altura, Sant Mateu, Ribesalbes y Sant Joan de Moró. Y residencias con centro de día: en Castelló, Vinaròs, Vila-real, Albocàsser, Orpesa y Onda.

El presidente del sector empresarial de residencias Aerte, José María Toro, explicó que solo se ha materializado un geriátrico en Vinaròs (abierto en mayo del 2021), «pero no lo ha desarrollado ni el Ayuntamiento ni la Generalitat, sino la iniciativa privada (l’Onada Serveis). Con todo, lo han incluido en el Plan Convivint, al contar con bastantes plazas concertadas».

Actualmente, el único proyecto algo más avanzado, pero cuya gestación se arrastra desde hace seis años, es el de Sant Mateu. Este enero salió a licitación, por 6,9 millones, la obra de residencia y centro de día con aforo para 66 usuarios, con zonas comunes, y la posibilidad de organizar grupos de convivencia de once personas, por módulos, en el caso de que sea necesario aislar y a raíz de la experiencia que se ha vivido en estos últimos tiempos con la pandemia.

Compartir el artículo

stats