Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA ÓPTICA DEL gran promotor: pendientes de la nueva ley de vivienda

El suelo en estoc, una 'joya' para construir viviendas asequibles en Castellón

Las empresas están levantando promociones en muchos casos en parcelas adquiridas hace ocho años, a menor precio. Ahora, el terreno es más caro y el coste de construcción es mayor

Nuevo residencial en Castelló de Fincas la Plana.

La infinidad de promociones de construcción de viviendas en marcha, por parte de grandes promotores en Castellón, es posible gracias al suelo que adquirieron muchas de estas empresas años atrás, a un precio menor, y que por tanto ahora con suelo en estoc en la nevera sufren, pero no con tanto impacto, el incremento de los costes de las materias primas y el personal cualificado. Y es que la compra disparada de solares se deriva de la autopromoción de casas por parte de particulares; y no tanto del sector en sí. 

El director general de Fincas la Plana, Alberto Menasanch, explica que en su caso la empresa cuenta ahora con suelo en desarrollo en Castelló y Benicàssim, con sus licencias de obras, y cuya compra se completó hace años, en 2014. Con los deberes hechos tiempo atrás, ahora cuentan con promociones recién terminadas a la venta y otras en construcción, y estoc. «Ahora no se puede comprar suelo, su precio está fuera de mercado; y menos con la ley de la Vivienda sin aprobar. No sabes cuáles van a ser las condiciones cuando salga adelante el nuevo marco regulatorio», detalló.

Impuestos autonómicos de AJD al alza

Otro factor muy presente en el sector actualmente y que se suma son los costes de la construcción, «que han subido una barbaridad», explica Menasanch, al igual que el coste financiero y los impuestos de la Generalitat valenciana. «La Comunitat es la única autonomía de España que ha aumentado el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) del préstamo que paga el promotor del 1,5 al 2%, eso es una fortuna. Puede suponer 70.000 euros más en una operación. Todo repercute», argumentó. Por ello, actualmente, pocos empresarios se lanzan a la aventura de comprar suelo urbano. Son muchos los gastos e incertidumbres. «Adquiriendo suelo al precio actual no se podrían desarrollar casas. Tienes que tener suelo adquirido ya anteriormente para poder edificar viviendas y venderlas a un precio normal. Con la ley de la Vivienda prevista para este año no conozco a nadie que esté comprando», manifestó. Únicamente, matizó que como excepción puede figurar el hecho de que «particulares adquieran una parcela para hacerse una villa en Sensal o Lledó, con autopromoción, eso sí ocurre. Pero no se compran solares para levantar 50 viviendas. Los precios están fuera de la normalidad y no sabes el escenario que te vas a encontrar», agregó.

A la espera de cómo afecta la ley al sector residencial

La propia Asociación de Promotores Constructores de España (APCE) ha advertido recientemente, en esta línea, que cualquier modificación en las leyes del sector residencial puede crear «inseguridad jurídica» y contracción de la actividad, en alusión a la futura aprobación de la ley de Vivienda de la cual se desconocen todos los detalles y, por tanto, su impacto.

Desde la patronal castellonense de la construcción Apecc, David Ruiz ratificó una vez más que la subida de costes de los materiales, a día de hoy, «sigue influyendo mucho, ya que está dotando al sector de cierta inestabilidad al no poder establecer una previsión de gastos adecuada con anterioridad al inicio de la obra. En la obra pública, está influyendo mucho, incluso con licitaciones de obra pública que quedan desiertas. En la promoción privada también afecta de forma importante, ya que el incremento de precios dificulta la salida de promociones al mercado», dijo.

Compartir el artículo

stats