50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INCERTIDUMBRE

Preocupación en el azulejo: "El sector está en una fase crítica"

La patronal Ascer reclama medidas al Gobierno ante la subida de los costes del gas

Instalaciones de un gasoducto. Mediterráneo

El futuro del sector cerámico de Castellón, que supone el 20% del producto interior bruto de la provincia y participa en un 15% del PIB industrial de la Comunitat, «está en entredicho y en una fase crítica», afirma el presidente de la asociación de fabricantes (Ascer), Vicente Nomdedeu. La guerra desatada en Ucrania por Rusia ha agravado la situación, si bien parte de los problemas que arrastra esta industria proceden del segundo semestre del pasado año, cuando comenzó la escalada de costes en el precio del gas.

Ante este panorama, Ascer ha preparado una batería de propuestas de actuaciones ante el Gobierno y el resto de administraciones competentes. «Muchas medidas se piden desde hace tiempo y ya se llega tarde; antes eran necesarias y ahora son vitales» para evitar la desaparición.

Entre las peticiones está la compensación de costes indirectos por emisiones de CO2, «algo que depende más de la Unión Europea que del Gobierno», comentó. Las medidas medioambientales comunitarias hacen perder competitividad a los fabricantes del continente «respecto a otros países que no tienen reglamentos tan duros para la transición ecológica», expuso el dirigente.

Otra de las cargas que piden aliviar es «la rebaja de los peajes de acceso al gas natural, que es el más caro de Europa», lamentó. También sugieren que habiliten nuevos cálculos para que el gas natural deje de ser la fuente de generación eléctrica dominante, lo que dispara su cotización, y también la de la factura de la luz.

Recaudación por impuestos

El IVA del gas natural se mantiene en un 21%. No es lo mismo recaudar si este porcentaje tiene como base 20 euros (como hace justo un año) o alcanza los 200 como en la actualidad. «Durante el 2021 el Gobierno ha recaudado bastante más de lo que había previsto y pedimos que parte del exceso de ingresos se disponga para los sectores más afectados», justificó.

«Muchas medidas se pedían hace tiempo, porque antes eran necesarias y ahora ya resultan vitales»

Vicente Nomdedeu - Presidente Ascer

decoration

También se propone la eliminación del impuesto de hidrocarburos, «ya que somos una actividad en la que transformamos minerales», la creación del estatuto del consumidor gasintensivo, «que aporte un marco claro y predecible», dijo, para las empresas que se dedican a esta actividad y sus inversores, y la exención del controvertido fondo de sostenibilidad del sistema eléctrico, que pretende financiar con cargo al gas natural las inversiones en energías renovables, con lo que suman otra carga impositiva.

Piden rapidez

El listado de reivindicaciones se completará dentro de unos días, para transmitirlo a las instancias correspondientes, como la Generalitat. «Necesitamos actuaciones para un sector fundamental en la riqueza de la Comunitat y que genera una gran cantidad de empleos y de calidad, ante este momento crítico», según detalló Nomdedeu.

En cuanto al papel de las administraciones confesó tener «la impresión de que no tienen sensación de urgencia» ante un panorama que les lleva «a dos opciones: o seguir produciendo a pérdidas hasta agotar la liquidez de las empresas, o cortar la producción y tomar medidas que no son deseadas por nadie». «La intranquilidad es enorme», concluyó Nomdedeu. 

Las empresas pequeñas sufren de más debilidad

Los grandes grupos del sector mantienen la normalidad de la producción, aunque con una enorme intranquilidad por la evolución del precio de la energía. Vicente Nomdedeu expuso que las compañías de mayor tamaño «tienen más recursos para hacer frente a las dificultades», aunque «también depende de cada caso, en función de su capacidad de liquidez». En algunos casos, a los sobrecostes desorbitados se une la obligación del dinero de créditos ICO concedidos durante el comienzo de la pandemia. 


Las compañías dan empleo directo a 16.000 personas

La crisis que atraviesa actualmente la cerámica no se debe a la falta de demanda, por lo que en los últimos tiempos se ha mantenido el empleo en las fábricas, hasta alcanzar los 16.000 trabajadores, y con unos buenos niveles de producción. El temor viene cuando las industrias deciden reducir pérdidas reduciendo el nivel de fabricación. Una medida que hasta ahora se ha realizado mediante el adelanto de jornadas de vacaciones, pero que desde los sindicatos se teme desemboque en ERTE y finalización de contratos. En el fondo también está la negociación del nuevo convenio.

Compartir el artículo

stats