Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SE CUMPLEN DOS SEMANAS DEL INICIO DEL ATAQUE

La guerra en Ucrania pone contra las cuerdas a la economía de Castellón

La energía se desmadra, golpea a empresas de todos los sectores y hace peligrar el empleo

PortCastelló es uno de los emblemas de la economía provincial. Mediterráneo

El estallido de la guerra en Ucrania cumple 15 días y en ese tiempo se han confirmado los peores augurios sobre la economía de Castellón: antes del ataque ruso el gas natural se cotizaba a 89 euros y el lunes alcanzó los 227, con picos de 345. Algo inasumible para la cerámica. El precio de la electricidad ha superado los 500 euros por megavatio hora y la gasolina ya alcanza la friolera de dos euros por litro en muchos repostadores.

Los grandes motores económicos de la provincia sufren debido a la energía de un rápido empeoramiento de su situación. Desde que arrancó este año el azulejo ya suma casi una decena de ERTE presentados, con la suspensión de empleos para unas 2.150 personas, lo que equivale al 13% del total de trabajadores del sector.

Las empresas viven tiempos complicados y la patronal reclama soluciones. Y las pide ya. «La guerra lo que ha hecho es acentuar muchos de los problemas que ya tenía el tejido productivo y eso se está traduciendo en paros, ERTE y cierres temporales de empresas que no pueden asumir unos costes energéticos que están desorbitados», explica Luis Martí, presidente de CEV Castellón.

Martí insiste en que los sectores más afectados, como el azulejo, necesitan ayudas directas. «Al igual que la hostelería o el turismo recibió compensaciones por el golpe que supuso el covid, el azulejo necesita ahora ayudas para amortiguar el incremento del gas», apuntó. Es más, si no las hay, el presidente de la CEV en Castellón auguró que habrá despidos. «O el Gobierno activa ya medidas o tendrá que pagar más en prestaciones de paro», aventura.

«El azulejo necesita ayudas directas, igual que se ayudó a otros sectores por el covid»

Luis Martí - CEV Castellón

decoration

El súbito crecimiento de la energía y las materias primas afecta de lleno a todos los sectores, debido al incremento de los costes, que al repercutirse en el precio de los productos eleva la inflación. 

Tensión financiera

El presidente del Colegio de Economistas de Castellón, Jaime Querol, comenta que hay «una incertidumbre importante, ya que el alza tan elevada de los precios genera una fuerte tensión en la economía». Por ello, hay que tener «cautela y se deberán pensar medidas de ahorro y prudencia en todos los sectores», añade. Mención especial merecen «las empresas de cerámica, donde ya han empezado las paradas de producción y están fuertemente afectadas».

«Hay una incertidumbre generalizada, ya que la fuerte subida de los precios crea tensiones»

Jaime Querol - Presidente del Colegio de Economistas de Castellón

decoration

El director gerente de la Cámara de Comercio, Javier Valls, asegura que la «preocupación es máxima, porque después de dos semanas el conflicto sigue activo y nadie es capaz de saber qué pasará», y muestra su preocupación por «el enorme drama humano que vemos y que es lo primero».

«La preocupación es máxima, porque el conflicto sigue activo y nadie sabe qué pasará»

Javier Valls - Director gerente Cámara de Comercio

decoration

Valls recuerda también «la dificultad del sector cerámico para conseguir materias primas alternativas a la arcilla blanca de Ucrania, algo que no será fácil; por ahora se nota poco porque hay reservas, pero hay que ver qué pasará en dentro de unos meses». 

Compartir el artículo

stats