Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PARO DE LOS CAMIONEROS

¿Cuándo desaparecerá la carencia de productos en los supermercados de Castellón?

Las principales organizaciones del transporte alcanzan un acuerdo, pero los convocantes mantienen la huelga

Estanterías de leche en un supermercado de Castelló, en la mañana del viernes.

El transporte de mercancías por carretera ya conoce las ayudas que recibirá por parte del Gobierno tras el acuerdo firmado entre la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y las principales organizaciones del sector. Un pacto del que no forma parte la plataforma que ha convocado un paro que ayer cumplió 12 días, y que va a continuar.

Según la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), a la que pertenece la asociación empresarial de Castellón, cada camión recibirá 3.560 euros de ayuda en los próximos tres meses, entre las bonificaciones en el gasóleo y las subvenciones directas. Una cifra que en el caso de las furgonetas será de 830 euros.

La huelga se ha hecho notar a lo largo de esta semana con la ausencia de productos en las tiendas de Castellón, como la leche y sus derivados. En algunos casos las estanterías estaban vacías, mientras que en otros quedaban existencias, aunque en mucha menor cantidad que un día normal. Desde la Asociación de Supermercados de la Comunitat Valenciana (Asucova) su director, Pedro Reig, indicó que los problemas de suministro siguen «aunque esperamos que pronto se vuelva a la normalidad». La huelga no ha finalizado, pero la presión se ha reducido, con menos piquetes y una mayor circulación de camiones. «Los estantes volverían a estar llenos a mediados de la semana próxima», confió Reig.

En lo que respecta al suministro de frutas y verduras, en el mercado de abastos de Castellón señalaron que la semana pasada hubo problemas, pero en los últimos días han podido disponer de todo tipo de productos.

«Responsabilidad»

La delegada del Gobierno en la Comunitat, Gloria Calero, instó a la responsabilidad después de «un acuerdo beneficioso y con aspectos históricos demandados en el sector. Es el momento de volver a la normalidad en el flujo de mercancías y en el derecho a trabajar de muchos autónomos», para añadir que los convocantes «no tienen justificación para seguir con los paros». 

Los que han parado creen que la mejora "es insuficiente"

Óscar Soto tiene una pequeña empresa de transporte en Vinaròs, y ha secundado esta acción, iniciada a comienzos de la semana pasada. A la hora de valorar el acuerdo considera que es «insuficiente, porque han arreglado el precio del carburante pero se mantiene la vulnerabilidad de los trabajadores y no se han tomado medidas para resolver el problema de los intermediarios», así como un marco que evite que los camioneros trabajen con unos márgenes mínimos de rentabilidad o a pérdidas. «Es un asunto que nos concierne a todos», añade este empresario.

Aunque no está conforme con el contenido del pacto, reconoce que la huelga «no puede durar mucho más», ya que a la falta de productos básicos en las tiendas, que ha supuesto un nuevo efecto de acopio por parte de los consumidores, se suma «el desabastecimiento en puntos como granjas; todos somos autónomos y al final todos salimos perjudicados». Su empresa fue de las que secundó piquetes y marchas lentas en los últimos días en el norte de la provincia, aunque explica que estas acciones «no van a continuar aunque se mantenga el paro». Entre otros motivos, por la vigilancia de las fuerzas de seguridad.

Compartir el artículo

stats