Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el temporal acaba con la amenaza de sequía

Las intensas lluvias garantizan el riego dos años en la zona de la Plana

Los pantanos de Castellón están a tope de su capacidad y desembalsan el exceso

Imagen que presenta el embalse de l’Alcora en la Foia debido a las fuertes lluvias caídas en la provincia estos días. Javier Nomdedeu

Las precipitaciones no cesan en la provincia de Castellón, por el momento, lo que está obligando a desembalsar los pantanos de la provincia al estar al máximo de su capacidad. Sin duda, la nota más positiva de las lluvias intensas en plena primavera es que se disipa por completo cualquier amenaza de sequía. El presidente del Sindicato Central de Aguas del Riu Millars, Pascual Broch, aseguró ayer que, si las reservas se gestionan de forma correcta, el suministro para el riesgo está garantizado durante dos años.

Esto supone un importante alivio para el sector agrícola, especialmente el citrícola que es mayoritario en la zona de la Plana. «Arenós, Sitjar y María Cristina están al 100% técnico de su capacidad, por lo que toda el agua que entra ahora tiene que salir», señaló Broch, quien insistió en que no se puede ya retener más agua.

Las lluvias han llenado ríos y ramblas de la provincia de Castellón. Javier Nomdedeu

Las lluvias registradas en las últimas semanas han llenado los pantanos de la Comunitat que, a fecha de ayer, almacenaban 131 hectómetros cúbicos más en su conjunto que el 11 de marzo, y la previsión es al alza, según la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). De hecho, en el seguimiento pluviohidrológico del episodio de lluvias, la CHJ comenzó el jueves el desembalse en Ulldecona, con un caudal de salida igual al de entrada, al haber alcanzado su máximo estacional de marzo. También desembalsaron Sitjar (15 m3/s) y Arenós (8,5 m3/s), caudales turbinados por Iberdrola para no producir afecciones a la playa fluvial de Montanejos.  

Previsión meteorológica

Con los pantanos en máximos, las previsiones meteorológicas apuntan a que la lluvia seguirá siendo la protagonista durante los próximos días en la provincia, a pesar de que el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat decretó ayer el fin de la emergencia situación cero por alerta hidrológica en la Plana Baixa por posibles desbordamientos de ríos y ramblas.

Las olas rompieron la compuerta de la gola de la depuradora en Burriana. Isabel Calpe

De todos modos, el mal tiempo sigue provocando desperfectos en varios puntos de la provincia, que este sábado, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), tendrá el cielo cubierto con precipitaciones generalizadas, que podrán ir acompañadas de barro y habrá probables calimas en zonas del litoral. En principio, mañana las lluvias amainarán.

El puerto, cerrado en la práctica

Hoy continuará la alerta amarilla por fenómenos costeros, lo que está provocando verdaderos problemas en PortCastelló que permanece prácticamente cerrado al tráfico marítimo en los últimos días, como explicó el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafa Simó. «Hay 24 barcos esperando a entrar a puerto, son muchos, pocos recuerdan un temporal tan largo», indicó.

Compartir el artículo

stats