Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hay retraso en las resoluciones de protección temporal ante tantas peticiones

Castellón acoge ya a más de 1.000 refugiados que huyen de Ucrania

Ante la falta de un censo oficial, la cifra de tarjetas sanitarias permite cierto recuento

Imagen de uno de los talleres grupales que Cruz Roja Castellón organiza para refugiados en el hotel en el que les da esta primera acogida. Mediterráneo

La provincia de Castellón ya acoge a más de 1.000 refugiados ucranianos que huyen de la guerra. A falta de un censo oficial, el dato sobre tarjetas sanitarias realizadas es el que aporta una mayor fiabilidad sobre las personas de este país del este que han podido llegar. De momento, Sanitat ha expedido 1.062 SIP a ucranianos en las últimas semanas. Además, el número de escolarizaciones aumenta día a día. Actualmente, más de 250 menores reciben ya clases por parte de la Conselleria de Educación.

El registro que permitirá, dentro de un tiempo, tener una radiografía aproximada de la situación es el que hace referencia a las protecciones temporales que concede Extranjería en la Comisaría Provincial de Castelló. El Ministerio del Interior no facilitó ayer cuántas tramitaciones ya se han completado en la provincia, aunque el servicio funciona con cierto retraso. Según la Asociación de Ucranianos de Castellón Kalyna, personas que enviaron el correo electrónico a la dirección que facilita la Policía Nacional, castellon.protecciontemporal@policia.es, el pasado 18 de marzo tienen cita el próximo miércoles 6 de abril.

Disponer de este documento es crucial para contar con un Número de Identidad de Extranjero (NIE) que les permita poder trabajar, entre otros trámites. La asistencia sanitaria está garantiza, pese a no disponer de este documento, así como el derecho de escolarización de los menores de edad.

¿Cómo llegan los refugiados a Castellón?

Un atasco más que considerable que responde a la multitud de peticiones que llegan a diario. Y es que según remarcan desde la asociación Kalyna el goteo de nuevas llegadas es diario. La mayoría lo hace con vehículos propios, aunque también los hay que llegan en autobuses organizados como ocurrió con el medio centenar de ucranianos acogidos en los apartamentos Playa Romana Park de Alcossebre gracias a una iniciativa particular. También llegaron juntos los 50 desplazados que ya viven en el albergue de Torrechiva, gracias a una iniciativa llevada de la iglesia de la localidad a través de la oenegé Mensajeros de la Paz del padre Ángel.

Muchos de los que viene, sobre todo, los que lo hicieron durante el estallido de la guerra tienen vínculos familiares en la provincia, es decir, tienen aquí conocidos que los acogen en sus propias casas. Aquellos que no tienen quien los acojan son atendidos por Cruz Roja, que está prestando una primera acogida a 110 refugiados en un hotel de la provincia.

Otro de los lugares al que son derivados es al albergue Argentina de Benicàssim. Según la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, de las 144 plazas de estas instalaciones de titularidad autonómica, 141 ya están ocupadas. Localidades como Vila-real o Almassora también han puesto a disposición sus albergues.

Este departamento informó de que va a modificar partidas de su presupuesto para hacer frente al gasto de diez millones de euros por la atención a refugiados de Ucrania en los albergues juveniles de la Comunitat. Un importe que reintegrará posteriormente el Gobierno central dado que es quien tiene las competencias a este respecto pero, de momento, hay que pagar ya, por ejemplo, a las empresas que suministran la comida a estas instalaciones habilitadas.

Veterinarios solidarios

Más de 120 clínicas veterinarias de la Comunitat, algunas de ellas de Castellón, han ofrecido sus servicios de forma altruista para atender el trabajo de identificación y control sanitario de los animales que, en muchas ocasiones, acompañan a los refugiados.

Compartir el artículo

stats