Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

América ya compra uno de cada cuatro azulejos 'made in Castellón'

El sector mira más que nunca a este continente, que duplica sus ventas en tan solo una década

Unos Unos clientes miran las novedades que la empresa Pamesa expone en la feria Coverings 2022, ayer en la ciudad estadounidense de Las Vegas.

El sector cerámico de Castellón tiene su mirada puesta en Estados Unidos, donde se celebra desde ayer una de las principales ferias del azulejo y la piedra natural del mundo, Coverings. Más de 70 empresas forman parte del pabellón español, lo que supone duplicar la presencia del pasado año, y que incorpora también a compañías de maquinaria. España es uno de los principales fabricantes de cerámica para este mercado, por lo que desde hace años es habitual la asistencia de empresas de la provincia, debido a la pujanza de las exportaciones destinadas a este país, aunque este auge es generalizado a lo largo de todo el continente americano.

Ventas del azulejo español al mercado americano MEDITERRÁNEO

Según los datos del Instituto de Comercio Exterior de España (Icex), en el pasado año casi uno de cada cuatro euros de las ventas de cerámica española en el exterior procedieron del otro lado del Atlántico, con una cuota del 22,9%. Europa se mantiene con claridad como el principal destinatario de los productos españoles del sector, pero América ya ha desbancado claramente a Asia como el segundo cliente. De ahí la importancia de estar en Coverings y mantener la actividad promocional a pesar de las incertidumbres que envuelven al sector, como la crisis de precios energéticos y la guerra en Ucrania.

La situación ha cambiado de forma rotunda en los últimos 10 años. Asia acumulaba en el 2012 una cuota del 26,9%, casi el triple que América (10,2%). Desde ese momento las exportaciones de Asia fueron claramente a la baja, sobre todo entre el 2015 y el 2018, mientras que América ha tenido una evolución continua.

País líder

Dentro de estos cambios hay que destacar el papel de Estados Unidos, que ya en el 2020 desbancó a Francia como el principal comprador del Tile of Spain. En el 2021 consolidó esta posición, con 447,1 millones en ventas, y un incremento del 23,9%. Parte de este auge tiene que ver con los nuevos comportamientos de mercado norteamericanos, ya que el azulejo se consolida como el tercer tipo de revestimiento más popular, tras la moqueta y el vinilo. También influyó la decisión del anterior presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de llevar a cabo un proceso antidumping contra la cerámica procedente de China, con la acusación de vender por debajo del precio de coste. El efecto fue el incremento de los aranceles a China, y dio alas a la producción española, que es el país que más metros cuadrados coloca y uno de los que mayor actividad desarrolla para difundir las cualidades de sus productos.

Un hecho que conlleva un efecto de arrastre al conjunto del continente, con especial atención a Canadá, que con 42,2 millones en ventas creció un 41,4% en el pasado ejercicio. También hubo una fuerte subida de México, con casi 50 millones de euros y un incremento del 35% en el 2021.

Fuentes consultadas señalan que la asistencia a Coverings «no solo atrae a clientes de Estados Unidos, sino que acuden de todo el continente», por lo que la feria, cuyo proceso de reserva de espacio y montaje se produjo mucho antes que la escalada de precios en el gas natural, es una oportunidad para reforzar al clúster. 

Unos clientes miran las novedades que la empresa Pamesa expone en la feria Coverings 2022, ayer en la ciudad estadounidense de Las Vegas. 

La ministra Maroto acude a la feria sin nada nuevo

La ministra de Industria, Reyes Maroto, estuvo ayer en Coverings pero acudió a la feria cerámica con las manos vacías. La también titular de Comercio y Turismo, de gira oficial por EEUU, anunció que el Ministerio Hacienda y Función Pública ya ha abierto la ventanilla para solicitar las ayudas a la industria gasintensiva aprobadas por el Gobierno dentro del Plan Nacional de respuesta al impacto económico y social de la guerra. Unas ayudas directas de 125 millones de euros a repartir entre 1.600 empresas de todo el país de sectores como el papel, el cartón, el vidrio o la cerámica (en la lista no están las firmas esmalteras) y que la patronal Ascer considera «totalmente insuficientes». Según el Gobierno, las subvenciones podrían llegar a 400.000 euros por empresa y estima que estén pagadas después de Semana Santa.

Maroto recorrió algunos estands de empresas de Castellón presentes en la feria acompañada por el presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu, y defendió que el Gobierno «responde con determinación y rapidez para proteger al tejido empresarial ante el incremento de los precios energéticos».

De Coverings manifestó que es «importante seguir posicionando y reforzando el sector de la cerámica a nivel internacional» y añadió que EEUU juega un papel importante «porque este país es el primer destino de las exportaciones de cerámica española». 


Compartir el artículo

stats