Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

la plaga se ha adelantado este año

Vecinos y ayuntamientos urgen atajar los mosquitos en el litoral de Castellón

La eclosión de dípteros en Semana Santa genera gran malestar y molestias en residentes y turistas

Benicàssim activa su plan especial para el control de mosquitos., incidiendo en las zonas encharcadas del Cuadro de Santiago. Mediterráneo

No ha sido necesario que llegara el verano para que la zona litoral de la provincia de Castellón registrara una eclosión de mosquitos más propia del estío. Las abundantes lluvias caídas y el aumento de las temperaturas días atrás han sido los dos detonantes para que los dípteros hayan empezado a hacer estragos en los municipios costeros. El hecho de que esta proliferación haya tenido lugar en Semana Santa, cuando hay más visitantes en estos destinos, ha hecho aumentar las quejas vecinales por las molestias que ocasionan.

Vecinos de Moncofa, Benicàssim, Nules o Almassora han alzado ya la voz para reclamar un plan efectivo para luchar contra la plaga de mosquitos que este año se ha adelantado respecto a otros ejercicios, aunque lo peor está por llegar si no se actúa debido a la gran actividad larvicida que hay en las áreas de marjal. «Este año se han adelantado mucho, en la Marjaleria de Castelló no podemos ni salir a las terrazas. De momento, avioneta fumigando no hemos visto ni una a pesar de que cómo está el asunto», explicó el presidente de Asociación la Plana En Trilles, Jorge Bellés.

Por su parte, el portavoz de la Asociación de Vecinos Playa de Almassora, Pablo de Tomás, detalló que han remitido un escrito al Ayuntamiento informando de la eclosión de mosquitos registrada estos días atrás para reclamar que incrementen los tratamientos a través de una línea adicional que se aprobó en los presupuestos participativos. De Tomás indicó que desde el consistorio les han asegurado que se han intensificado, pero denunció que Almassora sea el único de los 13 municipios solicitantes de fumigaciones aéreas que haya quedado fuera de las aprobaciones.

En Benicàssim, es habitual ver a los residentes o visitantes quejarse por las picaduras de estos insectos, tanto en la zona de las villas como en el casco urbano, y temen que la problemática se acentúe con el calor de los próximos meses. Es el caso de la Asociación de Vecinos Benicàssim Sur que advierte de una nueva plaga que coincidió, además, con los días más señalados de Semana Santa.

Molestias

Desde este colectivo de residentes afirmaron que está afectando «a niños y que está haciendo la vida imposible a vecinos y turistas, afectando negativamente a los negocios hosteleros de la zona». Desde el Ayuntamiento de Benicàssim, por su parte, aseguraron que realizan tratamientos intensivos para atajar cualquier foco de mosquitos en el término municipal. La empresa encargada de las labores de control de plagas en el municipio acomete «de forma semanal varias revisiones y tratamientos larvicidas en zonas inundables para atajar cualquier foco de mosquitos que pueda registrarse». 

Al igual que en Benicàssim, en Burriana y Nules también se han intensificado los tratamientos terrestres. Este último llegó a fumigar con avioneta en su término municipal antes de Pascua.

Ahora una docena de municipios del litoral esperan que la Diputación efectúe los vuelos antimosquitos, ya que los tratamientos aéreos resultan más efectivos en las zonas húmedas donde los medios terrestres no pueden acceder. En este sentido, el alcalde de Moncofa, Wences Alós, lamentó «la inacción» de la Diputación e insistió en que lo que no se puede hacer es que cada municipio «haga su propia guerra contra los mosquitos, porque no es efectivo, tiene que ser una actuación coordinada». Informan M. Á. Sánchez y Eva Bellido.

Compartir el artículo

stats