Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

la plaga de adelanta al verano

Agricultores de Castellón reclaman aplacar los mosquitos

Diputación recuerda que la directiva europea solo permite vuelos de modo excepcional en lugares de difícil acceso

Un operario de la empresa Lokímica realiza trabajos contra los mosquitos en zonas húmedas de Castellón, ayer Mediterráneo / Lokímica

Manuel decidió, como de costumbre, ir el otro día a su huerto a quemar leña. El terreno está situado entre los términos de Nules y Moncofa. Tuvo que marcharse porque los mosquitos le acribillaron solo poner un pie entre los naranjos. Este caso no es aislado y son muchos los agricultores de la zona litoral que sufren estos días los estragos de la incipiente plaga de estos dípteros originada durante la Semana Santa debido a la acumulación de agua encharcada, tras las intensas lluvias, y el aumento de las temperaturas. Dos factores que han provocado que este año se haya adelantado la eclosión de larvas, como informó Mediterráneo.

Además de vecinos y ayuntamientos hay dos sectores, el de la agricultura y la hostelería, que reclaman mayor efectividad y coordinación en los tratamientos antimosquitos para frenar la proliferación que se ha detectado. 

El secretario general de la Unió de Llauradors i Ramaders, Carles Peris, explicó que las molestias en las zonas de cultivo de Almenara, Xilxes, Moncofa y Nules son más que notables «a casi todas las horas» y en algunas de ellas los problemas que ocasionan los mosquitos son «graves» . Por tanto, Peris anunció que van a pedir incrementar las acciones de control «porque ahora se inician muchas prácticas agronómicas y de trabajo en el campo y la situación no puede ir a peor».

De igual modo, el Ayuntamiento de Benicàssim volvió a insistir en la necesidad de intervenir cuanto antes en la zona húmeda del Cuadro de Santiago. Para ello, quiere incorporar la utilización de drones que les permitan llegar a las zonas de difícil acceso a través de los medios terrestres. «Ante la falta de respuesta de la Diputación para la coordinación de las tareas de fumigación tanto aéreas como terrestres para una mayor efectividad y optimización de los tratamientos, vamos a poner todos los medios que se nos autoricen desde la Conselleria», resaltó la alcaldesa, Susana Marqués. 

El helicóptero contra mosquitos, ayer en el parque de bomberos de Nules. Manolo Nebot

Tratamiento aéreo

Ante la reclamación de poner en marcha cuanto antes las fumigaciones aéreas, desde la Diputación de Castellón insistieron ayer en que tiene «todo dispuesto» para solicitar a la Conselleria de Sanitat la realización de vuelos para tratamiento aéreo contra los mosquitos en el momento que se den las condiciones necesarias, que según la diputada de Medio Natural, María Jiménez, «no son las actuales» porque «el larvicida que se utiliza pierde toda su efectividad en los momentos en los que hay fuertes episodios de lluvia al diluirse entre las masas de agua estancada».

La responsable del área de Medio Natural consideró que es necesario «hacer la pedagogía necesaria para no inducir a error a la ciudadanía», a la que conviene trasladar la existencia de una normativa europea que únicamente permite la realización de vuelos de forma excepcional porque «con carácter general el tratamiento aéreo está prohibido y solo se autoriza en las zonas de difíciles acceso terrestre en los momentos en los que se produce una proliferación masiva con riesgo para la salud de las personas». «Unos vuelos que han de ser con helicópteros y no con avionetas, porque por razones de eficacia técnica ya no se autoriza la utilización de estas últimas», informó.

Jiménez añadió que el larvicida que se aplica con los tratamientos aéreos es «exactamente el mismo que cuando se actúa vía terrestre» y que «es efectivo en la fase de larvas, no cuando los mosquitos son individuos adultos». De igual modo, resaltó que el Plan Provincial contra los Mosquitos se mantiene activo todo el año.

Compartir el artículo

stats