Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TEMA DEL DÍA

Más de 12.300 castellonenses se pasan a la sanidad privada

La suscripción a seguros de salud en la provincia crece un 14% desde el mes de diciembre del 2019

Imagen de archivo de una consulta en el hospital Vithas de Castelló. VITHAS

La difícil situación que la sanidad pública castellonense, al igual que la española, arrastra desde ya hace años y el colapso que la pandemia del coronavirus ha provocado en el sistema sanitario —más listas de espera para intervenciones quirúrgicas, para consultas con especialistas o para ver al médico en centros de salud saturados— han contribuido a elevar la contratación de seguros privados

Causas que además apuntan desde la patronal Unespa pasan por el argumento de que los seguros médicos tienen éxito porque son productos que «se comercializan a precios competitivos y accesibles, la oferta disponible es amplia y plantea características diferenciales». Añaden que ofrecen «tratamientos innovadores; permiten contar con opciones terapéuticas complementarias y acceder al especialista rápidamente, y ofertan coberturas complementarias como la asistencia bucodental», entre otras opciones.

Con este contexto, en el que entraría también la creciente contratación del producto por parte de las empresas como aliciente para retener el talento en sus plantillas, el hecho es que entre el cierre del 2019, justo antes de la entrada en escena del coronavirus y diciembre del 2021, 12.363 castellonense se pasaron a la sanidad privada, elevando la cifra total de usuarios a 103.385, un 14% más. El incremento ha sido más acusado durante el pasado ejercicio, cuando casi 7.000 personas contrataron un seguro privado, frente a las 5.800 del 2020.

«La contribución del sistema sanitario privado al Sistema Nacional de Salud se ha puesto de manifiesto durante la situación generada por el coronavirus»

Unespa

decoration

Sobre el comportamiento de la sanidad privada durante la dramática eclosión del covid-19, desde Unespa indican que «la contribución del sistema sanitario privado al Sistema Nacional de Salud se ha puesto de manifiesto durante la situación generada por el coronavirus» en Castellón y en todo el país. Estiman que «el sector asegurador ha facilitado el acceso a atenciones a enfermos de covid-19», así como «ha sufragado pruebas diagnósticas del virus a millones de personas en España».

Dejar lo público

Llaman la atención también sobre el comportamiento habitual de quien contrata una póliza de salud en el sentido de que, en general, deja de acudir a la sanidad pública. Por tanto, sostienen desde Unespa, «el ahorro de costes para la Administración que genera el seguro privado es, por lo tanto, evidente». 

En cuanto a las empresas, han incorporado el seguro de salud para sus trabajadores como concepto retributivo complementario, la patronal del sector asegura que este producto es, de hecho, «uno de los beneficios sociales más valorados entre la plantilla», por lo que «los seguros constituyen una herramienta de atracción y retención de talento que, además, contribuyen a reducir el absentismo laboral», concluyen.

Según el informe realizado por ICEA El Seguro de Salud a diciembre de 2021, desde finales del 2019 el número de asegurados creció un 8% en España, una proporción sensiblemente menor a la registrada en Castellón. En todo caso, el aumento sería incluso mayor a esa cifra si se contabiliza el aseguramiento privado en solitario, ya que los datos dibujan un descenso en el número de coberturas en las Administraciones Públicas de 60.000 personas entre el 2018 y el 2021 mientras que la asistencia privada sin esa variable creció en algo más de 1.300.000 ciudadanos.

 Una particularidad es que la forma de contratar estos productos está cambiando: al estar cerradas las entidades bancarias, aumenta la contratación de seguros mediante canales digitales

Compartir el artículo

stats